La Cruz, un paso más…

El camagüeyano disputará el cetro mundial ante el kazajo Adilbek Niyazymbetov, contra el que ya exhibe un par de victorias

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— Provocación, finta y efectividad en el contragolpe. Esas fueron las armas letales que empleó este martes el tricampeón mundial Julio César La Cruz (81 kilogramos) para vencer por 3-0 al francés Mathieu Bauderlique y acuñar la primera medalla de plata de los boxeadores cubanos en los Juegos Olímpicos, con sede en esta ciudad.

Así, el camagüeyano disputará el cetro mañana ante  el kazajo Adilbek Niyazymbetov, contra el que ya exhibe un par de victorias en su extenso historial competitivo.

En el Pabellón 6, de Riocentro, solo hubo un púgil sobre el ring. Y ya no es extraño que ese sea Julio César. Su capacidad para «marear» a los rivales con esa velocidad de piernas y veloces movimientos de torso, también afectó al galo, fogoso pero infructuoso en sus intentos por hacer mella en la anatomía del agramontino con sus potentes swines. La votación de 3-0 (triple 30-27) mostraron el pleno dominio del cubano.

«La inteligencia siempre supera a la fuerza. Yo ya lo había visto pelear (a Mathieu) y sabía que tiraba fuertes golpes. Pero usé bien mi rapidez de piernas y brazos, mantuve siempre la mano adelante y así contrarresté su ataque», comentó Julio a JR, tras finalizar el combate.

Mientras, el campeón olímpico Robeisy Ramírez (56) no dejó margen a dudas frente al chino Jiawei Zhan y le pegó tan fuerte que le hinchó los dos ojos, no lo dejó meterse en la corta distancia y los jueces le dieron votación de 3-0 (30-26 y doble 29-28), con lo cual aseguró presea de bronce. Por plata, el cienfueguero se medirá mañana al uzbeco Murodjon Akhmadaliev.

En esta jornada, Cuba perdió a otros dos representantes y ahora solo le quedan cuatro con posibilidades de reinar.

A saber, el supercompleto Leinier Peró fue víctima de un fuerte derechazo al mentón tirado por el fornido croata Filip Hrgovic, que lo envió a la lona en el segundo asalto. El árbitro vio al agramontino en malas condiciones, y decidió detener el combate. Este fue el primer nocao que sufre un boxeador olímpico de Cuba en 16 años, desde que Isael Álvarez (81 kilos) fuera derribado por el kazajo Olzhas Orazaliev, en Sidney 2000.

Y el agramontino Yasnier Toledo (64) se enredó mucho en su pleito ante el nacionalizado azerí Lorenzo Sotomayor, no pudo exhibir su tradicional esgrima boxística y fue superado por 3-0 (triple 30-27).

Hoy, por Cuba solo escalará al ring el subcampeón mundial Yosbany Veitía (52), en busca de metal de bronce frente al chino Jianguan Hu, a quien ya derrotó en las semifinales del Campeonato Mundial en Doha, Catar 2015. (José Luis López Sado, enviado especial)

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.