Piernas sueltas - Deporte

Piernas sueltas

Este sábado Cuba enviará al colchón a su doble subcampeón mundial Reineris «el Gimnasta» Salas, quien debutará contra el sudcoreano Gwanuk Kim

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— Categóricamente y sin ningún disfraz: no hubo buena defensa de las piernas y eso atentó contra un mejor desenvolvimiento de los dos gladiadores cubanos que este viernes subieron al colchón en la Arena Carioca 2 en esta ciudad, sede del certamen de lucha libre de los Juegos Olímpicos.

Quien mejor se ubicó fue el medallista de bronce mundial Yowlys Bonne (57 kilogramos), que terminó en la quinta posición. El guantanamero abrió con un rápido triunfo por superioridad técnica en solo un minuto, ante el uzbeco Abbos Rakhmonov, a quien le agarró las dos piernas y lo zarandeó sin miramientos. Se detuvo cuando el pizarrón marcó 10-0. Superioridad técnica y debut soñado.

Luego, llegó a estar debajo en el marcador por 1-4 ante el senegalés Adama Diatta. Pero consiguió marcarle un pase atrás y a seguidas lo derribó con una volteada con agarre de piernas y hombros para cerrar con éxito de 7-4.

Ya en su tercer combate, debió enfrentar al supersónico japonés Rei Higuchi, a quien logró darle un pase atrás, además de sacarlo de la zona de competencias. Tres puntos. Y a partir de ahí, se oían los gritos de su entrenador Julio Mendieta: «Cuídate y echa la pierna para atrás», una clara indicación para que hiciera todo lo posible por cuidar la ventaja.

Pero el nipón se movió veloz y logró hacer una presa en su pierna izquierda. Y le aplicó varios desbalances que viraron el tablero a su favor. Victoria de Higuchi por 8-4, pero arrastró a Bonne  a la repesca.

En esa instancia, el cubano hizo mejor el trabajo: defendió bien y fue más agresivo, tirando un volteo de cuatro puntos, unido con varios pases atrás, para vencer por superioridad técnica (11-1), nada más y nada menos que al norcoreano Kyong Il Yang, bicampeón mundial y bronce olímpico.

Y la escena entonces le quedó lista para disputar el bronce contra el iraní Hassan Rahimi, tres veces medallista del orbe, quien se aprovechó del fallo en un ataque de Bonne para asirse de una de sus piernas, y virarlo antes de pegarlo al colchón.

Más corto fue el trámite de Liván López (74), quien llegó hasta aquí con su bronce olímpico a cuestas. Abrió deshaciéndose con un cerrado marcador de 8-6 del ruso nacionalizado español Taimuraz Friev. Sin embargo, en el otro duelo cayó por 7-8 frente al kazajo Galymzhan Usserbaye, a quien intentó tirarle un tackle, pero falló y le ripostaron con pase atrás y desbalance continuado.

«Trabajaron muy mal tácticamente. No cuidaron las piernas, y a este nivel, es casi imposible ganar al contrataque cuando te las agarran», así sintetizó Mendieta el accionar de sus gladiadores.

Hoy, Cuba enviará al colchón a su doble subcampeón mundial Reineris «el Gimnasta» Salas (86), quien debutará contra el sudcoreano Gwanuk Kim.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.