El buque insignia pasó el temporal… - Deporte

El buque insignia pasó el temporal…

Concluyó el torneo boxístico de los Juegos Olímpicos con grandes alegrías para Cuba

Autor:

José Luis López

RÍO DE JANEIRO.— El bullicio y la algarabía de corte cubano hacían retumbar las diversas áreas que componen el Pabellón 6 de Riocentro, donde culminó este sábado el torneo boxístico de los Juegos Olímpicos, con sede en esta ciudad.

Y no era para menos. Abrazos, apretones de manos y recíprocas frases de ¡felicidades! pululaban por doquier, tras los triunfos de Robeisy Ramírez (56 kilogramos) y Arlen López (75) en las finales de sus respectivas divisiones. La razón del festejo era bien sólida: esas dos coronas se unían a la alcanzada dos fechas antes por el semicompleto Julio César La Cruz y a las tres preseas de bronce al aval de Joahnys Argilagos (49), Lázaro Álvarez (60) y Erislandy Savón (91), que le dieron a Cuba el primer lugar por países en este deporte, en su rama masculina.

Entonces, en la zona mixta de prensa, JR también pudo constatar el regocijo del jefe de entrenadores, Rolando Acebal, quien tributó sus valoraciones sobre el certamen.

«Fue un torneo muy fuerte, porque compitieron las cuatro modalidades de la AIBA: boxeo olímpico, la Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), la APB (Asociación de Boxeo Profesional, en la que se compite a ocho rounds) y los profesionales que lo hacen a 12 asaltos. Pero cumplimos con el pronóstico de tres títulos y tres terceros lugares.

Acebal mostró su alegría, pero es consciente de que algunos de sus púgiles no rindieron como se esperaba de ellos.

«Hay algunos que ya cuentan en su aval con participaciones en varios torneos de este tipo y campeonatos mundiales, y no han demostrado capacidad para ganar en ellos. Haremos ahora un análisis profundo de lo ocurrido aquí para trazar un plan estratégico. En el boxeo hay que tener, además de las cualidades innatas, la mente bien fría, como es el caso de Robeisy, que en esta final parecía que iba a una fiesta y no a un combate. Eso es lo que les falta a muchos de nuestros púgiles», aseveró.

Ya con el triunfo y la corona en la maleta, el estratega también se refirió al novedoso sistema competitivo estrenado en esta cita olímpica.

«Nosotros no estábamos adaptados a este tipo de competencias, en las que se van eliminando unas divisiones más rápido que otras. Hubo momentos en que teníamos púgiles metidos en medalla, en tanto otros aún no habían tirado sus primeros golpes», aseveró Acebal.

El avezado técnico señaló que varios de sus alumnos se mostraron ansiosos por salir hacia el encerado, debido a que veían a sus coequiperos peleando y venciendo, mientras que para ellos solo se conjugaban los verbos entrenar y esperar.

«A los atletas no les agrada mucho. Mientras hacíamos un entrenamiento especial para cada uno de los que subirían al ring, los que lo habían hecho ya tenían la importante preparación que les dio esa pelea. Realmente, fue algo nunca visto.

«Incluso, en el torneo se dio el caso de que un boxeador estaba disputando una final, y al mismo tiempo, había otros a quienes no les había llegado el día de discutir siquiera la medalla de bronce. Antes, todos iban compitiendo al mismo tiempo. Acabamos de cumplir y ganar así en nuestra participación en la V WSB. Y para asimilar este cambio, realmente hay que estar bien preparado», indicó.

Sobre las condiciones físicas de sus alumnos presentes en este certamen boxístico, el técnico fue categórico: «Llegaron en perfecto estado. Y aquí les realizamos, incluso, controles médicos cuando dormían. Y los resultados de todos fueron muy positivos, lo cual demuestra que las cargas fueron bien aplicadas y que existió un excelente balance trabajo-descanso».

Mientras, el experimentado entrenador Raúl Fernández se refirió a la participación de púgiles rentados en estos Juegos Olímpicos. «Realmente, esta fue la primera ocasión en que la AIBA autorizó la presencia de boxeadores profesionales en sus torneos. Pero muchos de estos boxeadores con reconocido aval internacional, no tuvieron el tiempo necesario para entrenarse bien y por eso no vinieron.

«Pero eso nos pone en alerta. A partir de ahora, hay que entrenar mucho más y hay que prepararse mejor, pues no albergo la menor duda de que en Tokio 2020 sí irán con todo», aseveró Fernández, quien dentro del colectivo técnico es el responsable de «subir» a la esquina con Julio César La Cruz (81) y Robeisy Ramírez (56), entre otros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.