La corona toma brillo

Los actuales monarcas del béisbol cubano, Ciego de Ávila, han protagonizado un repunte magistral en la presente campaña

Autor:

Raiko Martín

No tuvieron el arranque deseado, pero con el avance del calendario los Tigres avileños, vigentes monarcas del béisbol cubano, han ido escalando posiciones hasta colocarse como escoltas de los asombrosos Cocodrilos yumurinos, líderes absolutos de la actual campaña.

El repunte de los dirigidos por Roger Machado puede expresarse a través de los números. Llevan cinco triunfos consecutivos y ocho en sus más recientes diez presentaciones. Para conseguir la seguidilla de éxitos han logrado conectar una decena o más de imparables en cada uno de esos desafíos y producido una media de ocho carreras por juego.

El triunfo de este martes fue el noveno en territorio enemigo, en este caso el de Mayabeque. Allí, el diestro Vladimir García volvió a mostrar solvencia desde el montículo, y apenas toleró cuatro imparables durante ocho entradas completas de actuación, en las que ponchó a seis rivales.

Fue un duelo bastante cerrado hasta la altura del octavo capítulo, cuando los dobletes del novato Lázaro Linares —había sustituido a Yorelvis Charles en la intermedia— y el jardinero Alexander Jiménez desequilibraron el pizarrón.

Mientras, la lucha por los puestos de clasificación directa siguió candente, con villaclareños y guantanameros como protagonistas. Los Indios del Guaso comenzaron a aprovechar su cruce con los sotaneros Gallos espirituanos y se impusieron con despliegue de 14 hits, entre ellos los cuadrangulares del enmascarado Félix Carbonell y Gabriel Garbey.

A su vez, los Naranjas borraron la mínima y rápida ventaja que tomaron las Avispas santiagueras en el Sandino, volvieron a remar contracorriente en el sexto episodio y con el ramillete de tres carreras —la primera de ellas con el solitario vuelacercas de Yeniet Pérez— se apuntaron un importante triunfo, el primero del relevista Marlon Romero en la temporada.

A su vez, Industriales logró evitar una costosa derrota para sus aspiraciones de recuperar terreno, gracias al oportuno imparable del torpedero Yolbert Sánchez frente al zurdo artemiseño Yulieski González.

Además, los Piratas pineros tomaron por asalto las tierras de los Alazanes granmenses. Allí el debutante Gerardo Casi despachó un batazo de vuelta completa en el séptimo capítulo que a la postre alcanzó para llevar la nave a buen puerto.

Por último, las lluvias interrumpieron las acciones en Las Tunas en la sexta entrada, justo cuando los Leñadores fabricaron las cinco carreras que apuntalaron su victoria.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.