Tableros en el sur

JR dialogó con Anisleidy Galindo, capitana del equipo nacional de baloncesto y una de las 12 atletas de nuestra Isla que actualmente juegan en la Superliga argentina

Autor:

Norland Rosendo

Entre las 12 atletas cubanas que juegan, desde anoche y hasta diciembre, en la Superliga argentina de baloncesto femenino, aparece la nueva capitana de la selección nacional de nuestro país, Anisleidy Galindo.

Para el ciclo olímpico que recién se estrena, la zurda perimetral, de 27 años de edad y natural de Pinar del Río, es una de las principales jugadoras con que cuenta el director técnico Alberto Zabala para tratar de clasificar a Tokio 2020.

Unos días antes de publicarse la noticia de que el grupo competiría en el torneo de la nación sudamericana, JR dialogó con ella.

—Tienes más responsabilidad ahora en el equipo cubano. ¿Estás lista para asumir ese protagonismo?

—Me siento preparada para rendir al máximo como titular. El profesor Zabala confió en mí para ser la capitana y eso es un estímulo y un compromiso muy grande, sobre todo, porque sustituyo a Yamara Amargo, una excelente baloncestista.

—¿Qué cualidades te distinguen?

—Creo que soy muy explosiva en las entradas al aro, en el juego en la media distancia. Pero lo más importante es que siempre pongo al equipo por encima de mí, el triunfo se logra entre todas.

—¿Siempre practicaste este deporte?

—No, pasé por varios: atletismo, balonmano, gimnasia, pero el baloncesto fue el que me atrapó, quizá porque veía partidos de la NBA y me llamaba mucho la atención el juego de estrellas como Michael Jordan.

—Y en Cuba, ¿quiénes han sido tus referentes?

—Siempre he tenido como paradigma a la «Ardilla», Lissete Castillo. Ella es un ídolo en Pinar del Río y todavía se recuerda en el equipo Cuba. De mis contemporáneas admiro a Oyanisis Gelis y Suchitel Ávila.

—Si tuvieras que quedarte con un resultado del pasado cuatrienio, ¿cuál escogerías?

—La medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto, fue espectacular; queríamos el oro, pero no se pudo, tampoco logramos clasificar a los olímpicos.

—El reto para los próximos años es alto. Hay una gran renovación en el plantel…

—La selección es una familia. Siempre pensamos en grande. Somos muy optimistas. En el baloncesto moderno es difícil ganar si no hay buena puntería desde el perímetro y se capturan muchos rebotes, y esos son aspectos técnicos a los que más les estamos dedicando tiempo en los entrenamientos.

—La base organizadora titular de Cuba, la santiaguera Ineidis Casanova, es también muy explosiva, ¿se entienden bien?

—Perfectamente, de solo mirarnos nos leemos el pensamiento y coordinamos las jugadas.

Gracias a las redes sociales, unas horas antes de su debut en la liga argentina pude saber sus expectativas con el torneo.

«Trataré de aportarle todo lo que sé a mis compañeras del equipo Estrellas de Berisso, y al mismo tiempo, aprender al máximo de ellas. Para varias cubanas esta es la primera vez en competencias de este tipo y estoy segura que será una gran experiencia para todas».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.