Una gran fiesta de pueblo

La ciudad de Matanzas se engalana para las festividades por el Juego de las Estrellas y la selección de los refuerzos

Autor:

Hugo García

Matanzas.— En una gran fiesta de pueblo se ha convertido para los matanceros la proximidad del Juego de las Estrellas y la selección de los refuerzos de esta 56 Serie Nacional de Béisbol.

Tania León Silveira, presidenta de la Asamblea Provincial del Poder Popular, calificó como muy estimulante que la provincia de Matanzas fuera electa para celebrar estos acontecimientos deportivos.

«Es el resultado de todo el esfuerzo del equipo de Matanzas durante toda la temporada y en los últimos años, y es un estímulo al pueblo matancero que permanentemente ha apoyado la actuación de los deportistas», dijo a este diario la también Diputada al Parlamento cubano.

Es un momento de mucha alegría y de compromiso, afirmó León Silveira, quien amplió que se han llevado a cabo numerosas acciones constructivas en el estadio Victoria de Girón y de embellecimiento de la ciudad, incluidas en el plan por el 325 aniversario de la urbe.

«Se trata de una gran fiesta de pueblo», concluyó León Silveira.

Roberto Galan Elizarde, jefe del Departamento de relaciones nacionales y de promoción del deporte cubano, señaló que se ha trabajado en la reposición y pintura de los colchones, la resiembra de césped en el terreno de juego, la colocación de las gigantografías, reposición de bombillas del alumbrado, reanimación de los clubhouse y de las cabinas de transmisiones, y en el embellecimiento de las áreas verdes.

El 28 de octubre se efectuarán las pruebas de habilidades, la ronda eliminatoria del derby de jonrones y el Juego de Veteranos entre los conjuntos de Occidente y Oriente; además se prevé por primera vez un derby de jonrones para la categoría sub-12, actividad vinculada a un espectáculo cultural que incluye el baile de comparsa y de 90 parejas danzoneras.

Mientras, el 29 será la competencia de cuadrangulares y el esperado Juego de las Estrellas que participan en la presente campaña.

El Latino de todos

Hace exactamente hoy 70 años, al béisbol cubano le nació otro de sus grandes íconos. Dicen que antes de aquel 26 de octubre nunca se había visto tantos aficionados juntos para presenciar un espectáculo deportivo como los que se dieron cita en la barriada del Cerro para ver en acción a los Elefantes de Cienfuegos frente a los Alacranes del Almendares, ambos animadores de la entonces liga profesional de la Isla.

Bautizado primero como el Gran Stadium de La Habana y luego con el nombre actual de Estadio Latinoamericano, el Coloso del Cerro ha sido inmejorable escenario de grandes acontecimientos deportivos y culturales que forman parte indisoluble de la historia de esta nación.

Fue allí donde los jóvenes revolucionarios, dando muestras de coraje y patriotismo, se lanzaron al terreno para denunciar los desmanes de la tiranía encabezada por Fulgencio Batista y fueron reprimidos ferozmente. Su diamante también ha sido testigo de no pocas hazañas de nuestros peloteros, unas veces enfundados en la camiseta del insigne equipo de Industriales, y otras tantas defendiendo los colores de nuestra enseña nacional en torneos internacionales de primer nivel.

Más que un verdadero santuario beisbolero, por su rica historia, el Latinoamericano es un verdadero símbolo de cubanía que ha desafiado el paso del implacable tiempo, y gracias a todo el personal que durante tantos años ha cuidado de su «salud» —muchas veces luchando contra las dificultades— hoy es un orgullo de toda la nación.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.