Cambio de piel - Deporte

Cambio de piel

Los estrategas de los seis equipos que superaron el corte inicial blindarán sus respectivas nóminas para, como primer objetivo, aterrizar en la postemporada

Autor:

Raiko Martín

La historia ha demostrado, desde que se estableció la vigente estructura en nuestras temporadas beisboleras, que el curso del torneo puede tomar un giro inesperado a partir de la selección de jugadores para reforzar a los equipos que, durante la segunda fase, sostendrán su candidatura al trono.

La presente campaña pudiera entonces tener hoy ese punto de inflexión, cuando los estrategas de los seis equipos que superaron el corte inicial blinden sus respectivas nóminas para, como primer objetivo, aterrizar en la postemporada.

Como el número de contendientes mermó con respecto a las anteriores propuestas, esta vez serán solo 30 —a razón de cinco por bando— los jugadores que cambiarán de camiseta. Y lógicamente, esto hará de este momento decisivo un verdadero dolor de cabeza para los cuerpos de dirección, que una vez más deberán llegar con sus prioridades bien claras y con la suficiente suerte para «tapar» sus mayores carencias.

Las inesperadas eliminaciones de elencos como Industriales y Pinar del Río, así como el naufragio de Las Tunas en una de las inéditas series de comodines, han puesto disponible una bolsa de refuerzos con una calidad nunca antes vista. En el grupo de posibles refuerzos monticulares aparecen nombres notables, al punto que es muy probable que sea un tirador el primer elegido. Teniendo en cuenta las fisuras de casi todos los equipos en ese renglón, hombres como los pinareños Liván Moinelo y Orestes Torres, los artemiseños Miguel Lahera y José Ángel García, o el tunero Yoalkis Cruz deben estar entre los más codiciados a la hora de la selección, que vuelve a comenzar desde el sexto clasificado —en este caso Camagüey— hasta los líderes matanceros, para en la segunda vuelta continuar con la misma secuencia, pero en sentido inverso. Luego, la suerte determinará el orden de los pedidos.

De seguro algún mentor buscará reforzar la defensa en alguna posición; otros se decantarán por fortalecer su poder de fuego, y los habrá que prefieran la experiencia sobre el rendimiento más reciente. Pero solo el desempeño de los escogidos dirá cuán fino estuvieron en los análisis y estrategias.

Así, con las tensiones propias de un momento que bien pudiera decidir el campeonato, comienzan en la yumurina Sala White las actividades colaterales del esperado Juego de las Estrellas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.