Con la brocha bajo el sol

Dos blanqueadas se concretaron en la jornada de este jueves

Autor:

Norland Rosendo

Como exquisitos pintores, tres lanzadores de Villa Clara se confabularon este jueves para dejar en blanco el lienzo ofensivo de los Alazanes. Era tarde para los artistas del box, pues en Ciego de Ávila, los anfitriones completaron la escoba frente a la novena de Holguín por la misma vía.

En Bayamo, los alumnos de Carlos Martí salieron en busca de un tercer triunfo que los consolidara como escoltas de los Cocodrilos y los Tigres en la tabla de posiciones, pero se encontraron con un Alaín Sánchez que salvó a los Naranjas de la hecatombe, y de paso los acercó a un juego de sus rivales de turno.

La única carrera del partido se produjo en el capítulo tres, cuando el «importado» Alexander Malleta cumplió con sus funciones de cuarto bate y remolcó a Raúl Reyes con doblete ante los envíos del también refuerzo Yoalkis Cruz.

Solo tres hits, todos sencillos, pudieron conectarle a Alaín, quien en ocho entradas de actuación recetó seis ponches y se acreditó su sexto triunfo en la temporada.

Mientras, en el José Ramón Cepero, los vigentes reyes de la pelota cubana les pusieron un collar de nueve argollas a los Cachorros. Vladimir Baños, estrenando traje de tigre, lanzó durante seis entradas y dos tercios y solo bajó de la lomita cuando sus compañeros habían pisado siete veces la goma.

En el mismo episodio inicial, los dirigidos por Roger Machado fabricaron una carrera, que les hubiera bastado para ganar el duelo. Con cañonazo al jardín derecho, Yorbis Borroto empujó a Luis Robert Moirán. Un inning después, Osvaldo Vázquez le puso música a una pelota que fue a caer en el graderío de la izquierda.

Luego el serpentinero Dayron Riera

—«movido» de Guantánamo para Holguín—, se recompuso y caminó hasta el sexto episodio, pero ahí se le acabó la gasolina y después de sacar par de outs, regaló dos boletos. En su auxilio fue enviado al montículo Yunier Suárez, a quien no le pudo ir peor: dos cohetes y un jonrón de Luis Robert completaron un racimo de cinco anotaciones. La suerte ya estaba echada.

Sin tomar en cuenta el juego de anoche entre Matanzas y Camagüey, solo Roger se jacta del buen dividendo reportado por los lanzadores «fichados». El miércoles, el barbero de Guanajay, José Ángel García, se apuntó la victoria y ayer, ya usted sabe, Baños hizo lo mismo.

Sin embargo, han salido por la «puerta de atrás» con sus nuevos equipos, además de Yoalkis y Riera, Erlis Casanova ante los Cocodrilos y Yosvany Torres frente a los Alazanes.

Y ya que hablamos de lanzadores, no está de más recordar algunos datos sobre Vladimir García, quien llegó esta semana a los cien triunfos en series nacionales. Los archivos de nuestro estadístico Benigno Daquinta confirman que Vladimir es el cuarto avileño en integrar ese club (detrás de Lázaro Santana, Omar Carrero y Julio Mantilla),  y el 72 entre todos los lanzadores que han participado en los torneos cubanos. Necesitó 12 temporadas para consumar ese resultado.

El próximo que debe llegar a esa cifra es Yosvany Torres. El «verde-naranja» tiene 95 victorias y lo más probable es que lo logre en esta segunda ronda, vestido con la franela de Villa Clara, elenco que aspira a uno de los tres pasaportes disponibles para la postemporada, porque hay uno que ya tiene nombre. No hace falta decir cuál. Es obvio.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.