Duma rusa no quiere tramposos

La Cámara de Diputados rusa aprobó este jueves una ley para sancionar con multas y penas de cárcel, tanto a deportistas, técnicos, médicos y funcionarios que cometan trampas en el deporte

Autor:

José Luis López

Sin dudas, era de esperar una respuesta bien tajante después de que finalizaran los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en Río de Janeiro 2016. No había espacio para más y la agencia Prensa Latina lo acaba de confirmar: la Duma rusa o Cámara de Diputados, aprobó este jueves una ley para sancionar con multas y penas de cárcel, tanto a técnicos, como médicos o funcionarios que promuevan el consumo y uso de sustancias prohibidas en la esfera deportiva.

Y está bien clara la Duma con esa «tarjeta roja» prevista para los malhechores, conocedora de que muchos de quienes se codean con los deportistas buscan a cualquier precio el crecimiento potencial de sus «alumnos». Lo mismo les sirve inculcarles el uso de testosterona, que nandrolona, clenbuterol o cualquier fármaco peligroso para su vida. Eso no importa. Lo que sí les importa es el dinero que pueden obtener con los triunfos.

Recuérdese el hala-hala y el traqueteo que se armó cuando se dieron a conocer nombres de deportistas rusos, fundamentalmente de atletismo y halterofilia, que se quedaron fuera de las lides en la Ciudad Maravillosa al verse sancionados por la AMA (Agencia Mundial Antidopaje).

E incluso hubo, como bien dice el refrán, «justos que pagaron por pecadores». Tal fue el caso de la esbelta recordista mundial y olímpica de salto con pértiga, Yelena Isinbayeva, quien no pudo concurrir a la cita bajo los cinco aros por la sanción impuesta a la federación rusa de atletismo. Yelena, limpia y bien preparada como siempre, quería una oportunidad. Pero no se la tributaron.

Por eso, la Duma rusa tachará a los tramposos del deporte. Léase bien: para los casos en que el imputado involucre al deportista de manera individual, será sancionado hasta un año de privación de libertad o una multa de 300 000 rublos (4 242 euros).

Pero hay más. Si esa práctica conlleva a la muerte o graves lesiones para el atleta, ese técnico, médico o especialista puede recibir hasta tres años de cárcel y verse privado de practicar su especialidad durante cinco años.

En su intervención ante la Duma, el presidente del Comité Olímpico ruso Alexandr Zhukov, manifestó su confianza de que el proyecto de ley —aún en espera de ser aprobado por el Senado y el presidente Vladimir Putin—, sirva de advertencia para quienes creen que sin el consumo de sustancias prohibidas no se pueden lograr grandes marcas.

Expresó además que el Gobierno tendrá una «política de tolerancia cero» hacia el dopaje y consideró que la introducción de la responsabilidad penal junto a las medidas educativas deben, en principio, limpiar el deporte ruso de «esa terrible lacra».

Muy bien por Zhukov. Primero, hay que comenzar con el tema educativo para los jóvenes talentosos, enrolados en la esfera del alto rendimiento deportivo. Enseñarles desde bien temprano, que el dopaje es fatal. Ganar con talento, pero sin trampas.

Asimismo, los diputados instaron al Gobierno a renovar continuamente la lista de sustancias prohibidas publicada por la Agencia Mundial Antidopaje, para evitar sanciones contra los deportistas.

Por su parte, Vitali Smirnov, presidente de la comisión independiente antidopaje creada por el Kremlin, apoyó el endurecimiento de las penas contra aquellos que promueven ese hábito, iniciativa propuesta recientemente por el Comité Olímpico Internacional (COI).

Hace mucho tiempo que el COI lucha contra este flagelo del doping. Ha aprobado varios laboratorios internacionales y ha incentivado su interés por hacer del deporte una esfera en la cual se desarrollen los músculos y las habilidades, en detrimento de los anabólicos y los mentirosos. El tema es bien complicado... y la Duma lo sabe. Por eso, no dejará de batallar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.