Mesa de roble

El ruso Sergey Karjakin (2772) y el noruego Magnus Carlsen (2853) entablaron una apacible batalla por el título mundial, que se escenifica en la ciudad estadounidense de Nueva York

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Una actitud resistente a toda costa va tomando por estos días, de demasiado suspenso, el ruso Sergey Karjakin (2772) ante el noruego Magnus Carlsen (2853), tras entablar en la quinta ronda de una apacible batalla por el título mundial, en poder del escandinavo, que se escenifica en la ciudad estadounidense de Nueva York.

Ni una gota de sangre ha caído al suelo, mas, cada partida ha sido un clásico toma y daca, en el que ninguno ha logrado dar la «estocada mortuaria» y han fabricado de roble la mesa de juego, de tantas tablas. Este miércoles fue una partida de poco más de cinco horas —con Carlsen guiando las piezas claras— que llegó al movimiento 51 y estuvo matizada por una Apertura Italiana, Giuoco Piano, tras la cual ambos cuentan con 2,5 unidades.

«Se inició con un juego tranquilo, la jugada d4 de Magnus fue arriesgada y permitió una posición dinámica para las negras mediante el tema de cxe4, dándole a Karjakin una ligera ventaja. Luego de esto el ruso no jugó muy preciso con axc5, dando una posición igualada. En los apuros de tiempo el actual campeón jugó Rg2 que pudo ponerlo contra las cuerdas si Karjakin en vez de Ad5 hubiese jugado Dh6. Luego de varios altibajos, la partida culminó en tablas», comentó vía digital en exclusiva para JR el GM habanero Omar Almeida, pendiente del match a 12 juegos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.