Los lienzos de Lázaro

El lanzador granmense se anotó su décima victoria en la Serie Nacional, tres de ellas por lechada

Autor:

Norland Rosendo

El lanzador de Granma, Lázaro Blanco, sigue empeñado en honrar su apellido con el pincel en la diestra. Ayer «pintó» seis ceros en la pizarra del Sandino, de Santa Clara, y dejó otra argolla a punto de cerrarse, con lo que concretó su décima victoria de la Serie, tres de ellas por la vía de las lechadas.

Al bate, sus compañeros pisaron ocho veces la goma y se impusieron en la subserie a los Naranjas de Villa Clara. Un triple de Wilfredo Sánchez (así mismo, como usted lo lee, igual que el matancero) empujó dos carreras en el tercer inning que hubiesen bastado, porque Lázaro salió ileso de todas las emboscadas que le tendieron, ayudado por una defensa que ya no sorprende; es la mejor del campeonato.

Si en la edición pasada elogiamos a Dennis Laza, que antes de esta temporada siempre fue refuerzo de Pinar del Río, les cuento que las dos veces que Blanco ha tenido que «mudarse» de equipo se ha ido a vivir al pantano de los Cocodrilos, y tan bien le ha ido allí que todavía es líder en juegos ganados entre los pitchers «fichados», con 15 éxitos.

De acuerdo con el archivo de nuestro estadístico, Benigno Daquinta, un triunfo menos tiene el espirituano Ismel Jiménez, sumando lo que aportó cuando se vistió de Naranja y de Tigre.

Pero al as de los Gallos le resultará imposible, por ahora, incrementar la cuenta, pues no está en la Serie por una lesión. En diálogo con el colega espirituano Randy Vasconcelos, JR supo que Ismel «sigue entrenando, mejora por días, su movilidad en el brazo aumenta y está muy enfocado en regresar muy pronto a la pelota, pero solo cuando esté apto». Sin dudas, una grata noticia.

Este martes, los Cocodrilos de Matanzas también aseguraron su cotejo contra los Toros camagüeyanos, en un duelo que concluyó 4-3, y en el cual Yurisbel Gracial disparó un bambinazo.

Más lanzadores para el Clásico

Entre las novedades del Clásico Mundial del próximo año aparece que los equipos estarán compuestos por 28 jugadores más un grupo de diez lanzadores que podrán incorporarse en cualquier etapa del torneo, según un despacho de PL.

El 1ro. de diciembre deben ser entregadas al Comité Organizador las nóminas provisionales de 50 jugadores, y se exige un mínimo de 23 lanzadores y dos receptores.  Los denominados pitchers designados pueden ser empleados en más de una ronda, pero deben ser consecutivas y solo pueden ser sustituidos por otro de la misma lista.

La selección de Cuba, ubicada en el grupo B, debutará en el 4to. Clásico contra Japón el martes 7 de marzo en el Tokyo Dome. Por la diferencia de horario, antes de que termine ese día los cubanos enfrentarán también a la escuadra china. Descansarán la jornada siguiente y finalizarán la ronda inicial frente a Australia (jueves 9).

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.