Entre lomas, los jóvenes

Marlies Mejías cumplió con precisión el plan táctico trazado para la segunda fecha del evento ciclístico

Autor:

Norland Rosendo

VIÑALES (Pinar del Río).— Le dicen Cinco Pesos, pero a la loma que recibe a los ciclistas apenas cruzan el arco de salida de la segunda etapa de la Titan Tropic propongo que la rebauticen. Cinco piernas pudiera ser un buen nombre. Y si le preguntan a varios atletas, quizá le quieran sumar par de extremidades. Porque con tanta pendiente, curvas cerradas y el final que no aparece ante los ojos, no son pocos los que consumen más «combustible» del previsto para la arrancada.

Así comenzó el trazado de 111 kilómetros, el más extenso de este giro tropical de mountain bike, con las nubes como horizonte.

Se pudiera pensar que era día para los expertos, que saben dosificar las energías y tienen habilidades para «leer» estas carreras. Sin embargo, los liderazgos de la etapa, entre hombres y mujeres, fueron a las manos de dos muchachos con 23 años: el catalán Roberto Bou (4:02.55 horas) y otra vez la «irreverente» anfitriona Marlies Mejías (5:14.17), respectivamente.

Bou sabía que estaba obligado a emplearse a fondo para recortar diferencia respecto al colombiano Diego Alejandro Tamayo. «Soy conservador, pero no tenía de otra, porque en la primera etapa cometí algunos errores tácticos. En las subidas estuve mejor, pues entrené bien. A partir de los 50 kilómetros ataqué con todo y el trabajo en equipo me ayudó».

Él sabe que tiene adversarios muy exigentes. Si del séptimo puesto en la clasificación general pasó al segundo, a solo 2:57 minutos de Tamayo, está consciente de que puede soñar con la entrada triunfal a Cayo Jutías el jueves. Antes tendrá que exhibir sus habilidades para sortear los retos que le deparará hoy el circuito de 82 kilómetros alrededor de Viñales.

Aunque no fue un martes de buena suerte para Tamayo, quien sufrió una rotura en el kilómetro 10 y llegando a la meta tuvo una colisión con una moto (quedó a 6:34 minutos del puntero de la etapa), el cafetero mantiene su confianza.

De los cubanos, Yoandy Freire llegó como escolta de Bou al Rancho San Vicente (a 5:02 minutos) y Álvaro Soca, quien sigue fajado con los «leones», entró quinto (a 6:35). Ya, virtualmente sin opciones de podio, aparecen los otros cubanos: Yasmany Balmaceda (lugar diez, a 35:24 minutos), José Mojica (13, a 1:05:02 horas) y Jairo López (16, a 1:23.47 horas).

Mientras, Marlies Mejías cumplió con precisión el plan táctico trazado para la segunda fecha: no dejar que la española Nuria Picas se le pegara en la clasificación femenina. Entre ella y Olga Echenique, monarca vigente, lograron cumplir ese propósito y aumentaron considerablemente sus oportunidades de reinar en esta edición de la Titan Tropic.

Marlies volvió a entrar primera entre las de su sexo, y en el puesto 24 entre todos; con el mismo tiempo cruzaron Olga y Nuria, cuatro segundos después.

La ocupante del séptimo puesto en los olímpicos de Río de Janeiro en el ómnium acumula 9:05.46 horas y tiene ventaja de 6:26 minutos sobre la ibérica.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.