La luz de Bruzón

Al parecer, el ajedrecista cubano Lázaro Bruzón remonta la cuesta de un año difícil con su desempeño en la edición 28 del Memorial Carlos Torre Repetto, que se juega en el territorio mexicano de Yucatán

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Parece, y desde ya cruzo los dedos, que el ajedrecista tunero Lázaro Bruzón (2626) ha visto la luz al final del túnel. Salva un año bastante inestable del  deporte ciencia en el ámbito internacional para los cubanos. Su ventura la está disfrutando en la edición 28 del Memorial Carlos Torre Repetto, que se juega en el territorio mexicano de Yucatán, y del cual él es el actual titular y el máximo ganador con los gallardetes conquistados en 2005, 2013, 2014 y 2015.

Luego de cuatro rondas vencidas, el actual número tres del escalafón nacional encabeza el escalafón de la lid mexicana, empatado con el peruano Cristhian Cruz (2531). Ambos ostentan cuatro unidades, equivalentes a una actuación perfecta, que en el caso del antillano se debe a las victorias a costa de los locales Jesús Arriaga (2209) y Fernando Ibarra (2442), ante el peruano Diego Cuellar (2332) y el bielorruso Andrey Gorovets (2522), esta última después de 43 movimientos de una Defensa Nimzoindia, en el inicio de una doble ronda celebrada la víspera.

Los otros cubanos mejores ubicados son los villaclareños Yuniesky Quesada (2632) y Ermes Espinosa (2499), quienes aparecen con 3,5 unidades en los puestos siete y ocho, respectivamente. Este sábado ambos acordaron la igualada en 72 desplazamientos de una Defensa Francesa.

Con ese mismo acumulado se encuentran el holguinero Camilo Gómez (2527) y el santiaguero Lelys Martínez (2512). Las características del último triunfo de Martínez no estaban disponibles en algunos sitios especializados, sin embargo, trascendió que Camilo derrotó en 50 acciones de una Defensa Eslava al yumurino Reynaldo Vera (2442).

Entre el sexteto de cubanos que presumen de tres rayitas destacan los habaneros Yuri González (2524) y Leonel Figueredo (2392), y el holguinero Isán Ortiz (2568). Al cierre se efectuaba la quinta ronda, de nueve previstas, y sin margen a las dudas, los reflectores alumbraban el principal atractivo: el duelo entre los líderes invictos Bruzón y Cruz.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.