Mi esquina caliente

Más allá de hablar acerca de estrategias y predicciones, sobre nuestra esquina siguen lloviendo opiniones relativas a cuestiones que trascienden el juego

Autor:

Raiko Martín

Antes del juego de la víspera, la presente postemporada del béisbol cubano marchaba bien pareja. Los Tigres avileños y los Alazanes granmenses sacaban un juego de ventaja a los Azucareros villaclareños y a los Cocodrilos matanceros, respectivamente, y no son pocos los que esperan que tales cruces lleguen a un sexto o séptimo desafío.

A muchos complacen tales circunstancias, pero más allá de hablar acerca de estrategias y predicciones, sobre nuestra esquina siguen lloviendo opiniones relativas a cuestiones que trascienden el juego. Es lamentable, mas algunas sirven como alerta para mejorar el buen espectáculo que merecemos todos.

Algunos criterios, como el de Yosuany, se refieren a la decisión en torno al juego sellado a causa de la lluvia en Bayamo. «…Creo que la CNB debería revisar el tema de las suspensiones de los juegos por lluvia para posponerlo para el día posterior o cuando se pueda jugar, si se aplica la regla durante toda la campaña que después del 5to. inning el juego es válido, por qué no hacerlo para la postemporada, o estos encuentros de play off, si la regla es pareja para todos los equipos…».

El lector felicita a Carlos Martí y su tropa, y añade que «A VM32, a pesar de tus aciertos y desaciertos al no poder coronarte en ninguna edición de los clásicos cubanos, mi respeto, ya que has sabido elevar el nivel del béisbol de los dos equipos que has dirigido, me refiero en nuestra Serie Nacional (Villa Clara y Matanzas), asumiste la dirección en ambos conjuntos cuando estaban en una muy mala situación y los convertiste en ganadores… eres una de las glorias de nuestro béisbol y deporte revolucionario, ahora en todo momento haz valer esa condición que ostentas de la cual fuiste merecedor. Los cubanos, en su inmensa mayoría conocen de béisbol, cuidado con las decisiones y cómo te manifiestas en el terreno».

Fuego cruzado ha habido en torno a los gestos de celebración del lanzador matancero Jonder Martínez durante el segundo desafío en Matanzas. Mientras algunos lo ven como algo propio del juego —lo ha hecho habitualmente frente a diferentes rivales, dicen—, otros lo interpretaron como ofensivo. Lo cierto es que estridentes festejos han abundado en nuestro béisbol, y este no ha sido de los más «escandalosos».

No obstante, aficionados como Eduardo Veloso señalan la responsabilidad de los árbitros. «Si entro al foro es para opinar sobre la calidad del trabajo de los árbitros de home que verdaderamente desconcentran a los lanzadores con tantos conteos malos. Pero más criticable es que toleren las actitudes de peloteros y directores que les faltan el respeto groseramente. Si somos capaces de ver por la televisión estos gestos, qué no se verá en el estadio. Roger le dijo obscenidades al árbitro en un conteo con su correspondiente frase y nada. Vladimir García hizo cuanto gesto quiso y ni siquiera una llamada de atención. Esta actitud de los árbitros deja mucho que desear y conspira contra el espectáculo. Espero se tenga en cuenta por la comisión a la hora de elegir los árbitros de la final y exigirles...».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.