Gambetas danesas abogan por Cuba

Chicos cubanos fueron invitados a intervenir en la venidera Dana Cup, del 24 al 29 de julio, en la ciudad danesa de Hjørring.

Autor:

José Luis López

Dinamarca, la tierra del letal delantero Brian Laudrup y del portentoso cancerbero Peter Schmeichel, puso sus ojos en Cuba, con marcado interés en el fútbol para niñas y niños.

Recientemente, un grupo de federativos realizó en La Habana un tour de promoción de la afamada Dana Cup, el evento deportivo más grande de Dinamarca y el tercero en el mundo en la categoría juvenil. Vale citar que en sus 35 años de existencia ininterrumpida, ha tenido presencia de más de medio millón de participantes de 100 países. El torneo se desarrolla en la ciudad de Hjørring y la edición de este año será del 24 al 29 de julio, en la cual se espera la participación de equipos de 45 países.

En entrevista exclusiva con Juventud Rebelde, Jette Andersen, directora del certamen, comentó que el objetivo de su visita fue dar a conocer las características del proyecto y mostrarles a las autoridades del Inder el interés nórdico por contar, para este año que recién inicia, con la presencia en Hjørring de jóvenes futbolistas de la Isla.

«Nosotros queremos tener en este torneo a equipos de todos los países. Cuba tiene un gran desarrollo deportivo y sus atletas son fuertes físicamente. Por eso, estaríamos muy complacidos con ver a los chicos cubanos sobre nuestras canchas. Además, esta sería una forma de estrechar los lazos de amistad y deportivos entre ambos pueblos, especialmente en el fútbol», comentó la ex líbero de la selección femenina danesa en las eliminatorias mundialistas de 1982 y 85.

Andersen y su grupo visitaron varias escuelas de la capital y quedaron complacidos con el talento visto en los chicos cubanos.

«En las aulas, conocimos cómo reciben las materias de estudio. Y allí les mostramos los vídeos de nuestro torneo. Les agradaron mucho e hicieron varios comentarios. Además, en el terreno, pudimos apreciar que son muy talentosos con el balón», confirmó la directora de Dana Cup.

Cada año, esta Copa danesa recibe equipos de renombre internacional tales como: Pequeninos do Jockey, de Sâo Pablo; los mexicanos Chivas de Guadalajara o Cruz Azul, y el Ipswich Town, de Inglaterra. Se utilizan más de 50 canchas o terrenos de fútbol con hierba o césped natural, el cual les permitirá competir a un gran nivel.

Además, cada año se inscriben más de 800 conjuntos y se realizan más de 2000 partidos. Solamente 60  llegarán a la final.

«No importa el nivel de competitividad del equipo. Todos tendrán la oportunidad de participar en un mínimo de cuatro partidos. El fútbol es un instrumento para unir a los países, y es muy bonito ver gente de todo el mundo. Del Caribe, han participado países como Haití, Antigua y Barbuda, Bermudas, Barbados, Saint Croix (Islas Vírgenes estadounidenses) y República Dominicana. Por eso, soñamos con la presencia de Cuba», comentó a JR la mexicana Patricia Espinosa, representante del evento para el continente americano.

«Cuba es un país muy unido y maravilloso, que le presta gran atención a los chicos. Eso lo patentizamos en las escuelas visitadas. No estaré tranquila hasta que los pequeños jugadores cubanos lleguen a Dinamarca, donde podrán recoger experiencias compitiendo contra chicos de otras naciones», aseveró Espinosa.

Las chicas también muestran su talento.

La directora Jette Andersen también ameniza los entrenamientos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.