A la gloria en coche - Deporte

A la gloria en coche

Cuarenta años esperando por la conquista del reino de la pelota cubana, y cuando las apuestas iban esta temporada del pantano a la selva, aparecieron estos caballos a todo galope y no dejaron nada para nadie en la final

Autor:

Norland Rosendo

Por las vetustas calles de Bayamo (y en toda Granma) sigue el tropel de Alazanes relinchando. Tardará unos cuantos días, con sus respectivas noches, para que se calme el jolgorio después de un campeonato concluido como no lo vaticinó ni el más puro corcel de gradas.

Cuarenta años esperando por la conquista del reino de la pelota cubana, y cuando las apuestas iban esta temporada del pantano a la selva, aparecieron estos caballos a todo galope y no dejaron nada para nadie en la final.

De la apoteosis en el estadio Mártires de Barbados hablan las imágenes de nuestro enviado especial al play off, y de cómo se vivió la victoria del elenco de Carlos Martí en las plataformas digitales les dejamos una apretada síntesis a continuación:

Alazana: Toda la provincia, de un extremo al otro, vibra desde ayer (el domingo) en la tarde. En cada rincón se reconoce el trabajo realizado por Carlos Martí y a su equipo de dirección. Los deseos de ganar y el empuje del equipo. Respeto además por la tropa de Roger Machado que cayó peleando por defender su título. Así se juega el béisbol.

Los que no cupieron en el estadio improvisaron su propio graderío. Foto: ACN

Adrián Acosta Rosales: No solo el pueblo de Granma puede estar de fiesta, Cuba se tiene que unir a esta gran fiesta, aunque la final fue 4-0, se brindó un gran espectáculo; juegos de tremenda presión para ambos. En temporadas anteriores los Alazanes tuvieron excelentes equipos, solo que este estuvo más concentrado, buen picheo, buen bateo y la mejor defensa del campeonato, qué más se le puede pedir a un equipo así.

Jesús Corría: Como granmense estoy más que contento. Lastimosamente, me ha tocado vivir este título histórico desde lejos, pero para nosotros la pelota es Patria.

Azulita hasta la muerte: Bien por Carlos Martí, que supo liderar su tropa con humildad, sin alardes y uniendo a todos, supo sacar lo máximo de cada jugador.

Isabel: En primer lugar mis congratulaciones al equipo de Granma y a su director Carlos Martí. Demostraron sabiduría, porque pidieron lo que necesitaban para lograr el triunfo, los refuerzos los integraron con los coterráneos y formaron un equipo que se trazó metas que fueron cumpliendo una a una.

Héctor Rolando González Dutell sacó sus cuentas a partir de cierto romance entre la historia y la pelota. Y acertó: La cábala no falla, en el año 1956, Granma (yate) parte de México en pos de lograr la victoria definitiva y crucial para el pueblo cubano. Sesenta años más tarde, en la Serie 56 de nuestro pasatiempo nacional, otra vez, Granma (equipo de los Alazanes) logra el triunfo añorado por temporadas, y partirá nuevamente hacia México a hacer historia en la Serie del Caribe.

Quizá la punta más caliente del play off, y de esta esquina, es la que dejamos para el final, y que en esta página dibujó nuestro colega LAZ. Porque más de uno se disgustó con el trabajo de los árbitros. Hace tiempo que el tema viene dando de qué hablar.

Entre los foristas, Alberto manifestó: Creo que nuestro cuerpo arbitral tiene grandes problemas, la zona de strike es un desastre, unas veces son tolerantes con las faltas de respeto de los jugadores y en otras son demasiado estrictos.

Y René escribió: El play off entre Ciego y Granma fue espléndido, entre los atletas no hubo ningún altercado, usted veía en las bases cómo charlaban entre el que fildeaba y el que corría. Sin embargo, los árbitros ponían la nota discordante, pues estaban cantando muy mal, entonces ellos provocaron los disgustos.

Mientras siguen los paseos de los Alazanes en coche, dejemos en líneas discontinuas una esquina para saber cómo quedará conformado el equipo para la Serie del Caribe y quiénes dirigirán el conjunto al Clásico Mundial y la Comisión Nacional de Béisbol.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.