Plato fuerte en la mesa de Culiacán

Este domingo traerá un juego de altos quilates entre los alazanes granmenses y las Águilas de Mexicali, con el incentivo final de que podría ser una final adelantada de la Serie

Autor:

Nelson García Santos

Culiacán, México.— La jornada de este domingo en la Serie del Caribe promete, además de un desbordamiento de público en el estadio de los Tomateros, un juego de altos quilates en los que se enfrascarán los Alazanes de Granma y las Águilas de Mexicali, clasificados ya para la fase semifinal. Este partido tiene el incentivo adicional de que pudiera ser una final adelantada de la Serie.

Los otros dos planteles que consiguieron incluirse entre los cuatro grandes fueron las venezolanas Águilas de Zulia y los puertorriqueños Criollos de Caguas.

Hasta ahora los mejores sobre el terreno son las Águilas de Mexicali, únicos con tres victorias y los Alazanes, que vencieron en el juego inicial a los dominicanos, dueños de diez coronas en este evento, y después a los Criollos, que registran tres diademas.

El único desafío en que sufrieron las Águilas de Mexicali fue en el de este viernes, que decidieron a favor con un jonrón de Sebastián Valle en la novena entrada para superar 5-1 a las Águilas de Zulia. Por cierto, el estadio se vino abajo, porque Valle pertenece a la nómina de los Tomateros, equipo de esta ciudad.

Los mexicanos llegan al desafío contra los Alazanes con un average de .324, promedio de carreras limpias de 1.33 y dos errores a la defensa. Por su parte, Granma en las dos primeras salidas fijó un promedio ofensivo de .275, efectividad de 0.50 y no cometió errores.

Esos números confirman el buen accionar de ambos conjuntos, que dirimen hoy un juego muy esperado y que ha despertado muchas expectativas entre los sinaloenses.

Carlos Martí, como siempre, sin mucho espaviento, va guiando la nave hacia puerto seguro con esa filosofía de que lo importante es ganar el juego diario. Y, en función de este objetivo, hay que barajar todas las cartas posibles.

Ante del choque de este sábado, los jugadores cubanos   respondieron con un accionar apasionado: un pitcheo que solo ha permitido una carrera en 18 entradas, una defensa sólida y un bateo oportuno.

Aquí se vive un ambiente beisbolero, igual o parecido a la discusión final de nuestros campeonatos, que llega a su máxima expresión cada vez que van los locales al terreno como ocurrirá hoy.

La organización de la Serie ha sido un éxito, reconoció Omar Canizales, presidente de la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), quien ponderó la buena acogida dada por los sinaloenses.

En declaraciones a la prensa enfatizó que los directores de los equipos le han expresado ese criterio, lo cual los complace mucho.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.