Bayern Múnich mostró mejor Arsenal

El equipo alemán goleó 5-1 al Arsenal inglés, y dio un firme paso a los cuartos de final

Autor:

José Luis López

El Bayern Múnich ya puede preparar las maletas para los cuartos de final de la Liga de Campeones del fútbol europeo. Este miércoles, en casa propia, y apoyado en la magia y los goles de su volante creativo Thiago Alcántara, el elenco alemán le endosó letal goleada de 5-1 al Arsenal inglés, en el duelo de ida de octavos de final.

No hubo hospitalidad alguna en la Allianz Arena. Fiel al canon del fútbol alemán, mientras más goles tenían los alumnos de Carlo Ancelotti, más asediaban la valla de David Ospina. Thiago fue el director de la orquesta, como veloz ciclón que gambeteaba, recuperaba balones, daba asistencias y firmaba dos goles.

En los primeros 28 minutos, el cuadro bávaro metió al Arsenal en cancha propia, adueñándose de la esférica y el centro del campo, donde mandaban Arturo Vidal y Xavi Alonso. Y ese dominio se tradujo en el minuto 11, con el gol de Arjen Robben, fiel a su estilo de recortar hacia el centro desde la derecha y rematar de zurda a puerta.

Sin embargo, cuando más seguro se veía al Bayern, llegó el empate inglés en el 30’. Alexis Sánchez cobró un penal, y aunque Manuel Neuer detuvo el disparo, el chileno se hizo del rebote y marcó en segunda instancia. Y así se fueron al descanso, porque en el 35’, el árbitro serbio Mirolad Mazic, de pésimo papel en el cotejo, no vio una clara mano del lateral derecho Héctor Bellerín en el área chica… y no decretó el penal.

Pero si el primer tiempo fue casi un monólogo alemán, ya en el complementario hubo dominio total. Los robos de balones eran cómodos, Alaba y Douglas Costa bailaron a su antojo a Bellerín, la estatura de los jugadores alemanes pasó factura, y el toca-toca de Thiago aumentó su ritmo para que llegaran los cuatro restantes goles muniqueses: de Robert Lewandowski, los dos de Thiago y otro de Thomas Müller, quien acabada de entrar a la cancha.

En el otro resultado de la fecha, el monarca exponente Real Madrid también resolvió sin contratiempos su trámite, con una remontada ante el visitante Nápoles italiano, en el estadio Santiago Bernabéu. Victoria de 3-1, con disparos de Karim Benzema, Toni Kroos y una joya de gol de su volante de contención Casemiro, en los minutos 18, 49 y 54, respectivamente. Lorenzo Insigne había adelantado a los napolitanos, en el minuto 8.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.