Domadores «extinguen» al cóndor

El festín lo inició el subcampeón mundial Yosbany Veitía (52 kg), quien mezcló bien sus golpes y, ante la escasa exigencia de Ramón Quiroga, se limitó a marcar, moviéndose bien por los laterales para conectar y evitar un cabezazo de su rival

Autor:

José Luis López

Los Cóndores de Argentina continúan en peligro de extinción… y no solo en su vuelo por la cordillera de los Andes. Este viernes los Domadores de Cuba le recetaron paliza de 5-0 a la franquicia gaucha, en la segunda semana de la VII Serie Mundial de Boxeo (WSB, siglas en inglés), en cartel que acogió el Coliseo de la Ciudad Deportiva capitalina.

Aunque parezca una matraca mía, lo vuelvo a repetir: si chicos sin ABC boxístico se miden a monarcas olímpicos y mundiales el saldo no puede ser otro que recibir una interminable sarta de golpes.

El festín lo inició el subcampeón mundial Yosbany Veitía (52 kg), quien mezcló bien sus golpes y, ante la escasa exigencia de Ramón Quiroga, se limitó a marcar, moviéndose bien por los laterales para conectar y evitar un cabezazo de su rival, que se desplazaba mucho. El voto favorable fue de 3-0 (50-41, 50-42, 50-45).

Luego, el titular nacional Armando Martínez (60) dictó el ritmo del duelo frente al más espigado Joel Marcos Mafauad, a quien le cerró las salidas y le dio innumerables impactos con su golpe más efectivo: el recto de derecha. Los jueces apreciaron la superioridad y votaron 3-0 (doble 50-42 y 50-41).

«Mi rival apenas dio pelea y me tuve que mover tras él durante todo el combate. No obstante, le llegué varias veces al rostro y supe defenderme bien de sus arremetidas», explicó Martínez.

A seguidas, el monarca mundial y olímpico Roniel Iglesias (69) le dio una clase práctica de boxeo y literalmente «abusó» con el desconocido Federico Schinina, que sí mostró buena asimilación ante los potentes ganchos y swinnes de izquierda que recibió durante los 15 minutos de combate. Lean cómo fue el 3-0 y verán la magnitud de la paliza: 50-39, 50-40, 50-43.

Mientras, el tricampeón mundial y oro olímpico Julio César La Cruz (81) debió emplearse a fondo para esquivar las embestidas de Juan Gabriel Rizo, quien le aceptó el combate en el contrataque y no dio ni pidió tregua. El camagüeyano debió rectificar su estilo de pelea, fue más al ataque por dentro y se defendió mejor con sus movimientos de torso. Pero en ocasiones se dejó llevar por las «provocaciones con señas» del gaucho y el juez le quitó dos puntos, uno de ellos inmerecido. La votación le fue favorable, por 3-0 (48-41, 48-42, 48-40).

«Creo que el árbitro no supo conducir bien el combate, porque me penalizó por acciones que también hizo mi rival y a él no se las señaló. Sin embargo, esta pelea me servirá de experiencia para no volver a cometer los mismos errores que ahora», aseveró La Cruz a JR tras finalizar el combate.

Finalmente, el monarca nacional José Ángel Larduet (+91) solo necesitó un minuto del primer asalto para, con potentes impactos con ambas manos, aplicarle RSC a Kevin Espíndola.

Los Domadores mantuvieron su invicto en dos salidas, con cota ahora de diez victorias al hilo, mientras que los Cóndores batieron alas hacia el sótano del grupo A con balance de un triunfo y nueve fracasos, lo cual pone en peligro su avance a la próxima fase.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.