Balmaceda atrapó una nube - Deporte

Balmaceda atrapó una nube

El artemiseño Yasmani Balmaceda conquistó la gloria en Topes de Collantes, meta de la séptima etapa del Clásico cubano del pedal

Autor:

Juventud Rebelde

El artemiseño Yasmani Balmaceda hizo una verdadera hombrada y se adueñó de la séptima etapa del giro cubano. Todos hemos visto sus esfuerzos por brillar en el Clásico del pedal, pese a los problemas físicos que ha presentado. Pero el que persevera triunfa y Yasmani ganó como todo un campeón al parar el cronómetro en 4:30.35 horas, por delante del escalador por excelencias en Cuba, José Mojica (Artemisa) y del veterano trepador Joel Solenzal (Sancti Spíritus), en ese orden.

Según la reseña del colaborador Willy Hierro Caveda, la carrera tuvo muchas lecturas desde sus primeros kilómetros. Al esfuerzo de Balmaceda hay que sumar los de Onel Santaclara (Guantánamo) y el máster matancero Yoselín Piedra, quienes unidos a otros tres pedalistas formaron una escapada justo en el kilómetro 16. Onel quería reafirmarse como líder de las volantes; Piedra, dar la sorpresa de ser el primer ciclista máster en ganar una etapa, y Yasmani saborear las mieles del triunfo después de tan titánico esfuerzo.

De esa manera, a la altura del km 51 quedó el guantanamero Ángel Hidalgo, para dejar la escapada en cinco hombres. Pero antes, en Jatibonico (km 44), la volante fue ganada por Santaclara, seguido por Piedra y Joaquín Samón (Cienfuegos). En Sancti Spíritus (km 77) repitió Onel, secundado por el pinareño Emilio Pérez y el ganador de la etapa, Balmaceda. En Trinidad se reafirmó Santaclara, delante de Piedra y Samón. Resistieron hasta Trinidad los cinco escapados, pero Pérez y Samón se soltaron y dejaron la mesa servida para Balmaceda o Piedra, porque sabemos que Onel nada tiene que ver con la montaña.

Yasmani se despegó desde el inicio del ascenso, mientras que Piedra tomó su ritmo para llegar de los primeros a la cima de Topes de Collantes. Por detrás venían los favoritos Mojica y Solenzal, pero más desesperado escalaba Portuondo, líder individual, quien se ponchó en la base del macizo montañoso. Por El Mirador, primer premio de montaña de la etapa, pasaron Balmaceda, Mojica y Solenzal. Portuondo pudo apenas conservar la camiseta de líder por pocos segundos. Méritos para el santiaguero, para Solenzal y más aún para Balmaceda que, aunque perdió el aliento al pasar la raya, se ganó el respeto de todo su equipo y de la afición del ciclismo cubano.

Hoy será día de descanso, y el miércoles se correrá una etapa dividida en dos: circuito en la mañana en el Prado de Cienfuegos y ruta hacia Santa Clara en la tarde.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.