Una mirada a la greco

Conversamos con el español Carlos García sobre los cambios que se implementan en el estilo grecorromano de la lucha

Autor:

Juventud Rebelde

La Unión Mundial de Luchas (UWW, por sus siglas en inglés) lleva ya un buen tiempo intentando hacer más atractivas las acciones en el estilo grecorromano, que solo permite agarres de la cintura hacia arriba. Y el COI, en más de una ocasión, ya le ha alertado que, si no crece en dinamismo, puede quedar fuera de su contexto competitivo.

Por estos días, Cuba deviene sede del 50 Torneo Internacional Granma-Cerro Pelado, para el cual la UWW designó como delegado al español Carlos García, quien accedió a conversar con JR.

Para García el estilo greco es muy táctico, por lo que ahora se trabaja en diferentes modelos para aumentar la acción sobre el colchón, tratando de que los luchadores se expongan a realizar proyecciones de grandes magnitudes, de cara a un mayor espectáculo.

Refiere el federativo de la UWW que ahora se está en un período de prueba, justo después del cierre de los Juegos Olímpicos de Río, y que dentro de un tiempo se verificará si han sido efectivos estos nuevos cambios previstos en el reglamento.

Entre estos, refiere García, aparece la eliminación de la posición ordenada —o de cuatro puntos—, por lo que ya no hay interrupciones del combate y eso exige mayor preparación física, porque hay más intensidad durante los tres minutos de cada uno de los dos períodos. Además, hay que entregarse más en las peleas.

Considera el directivo español que así se favorece al gladiador más activo, y se penaliza al que rompa el agarre, trabe las muñecas del rival o baje la postura, entre otras deficiencias. La labor del árbitro es requerir a quien esté pasivo y no ofrezca pelea, así como levantar la mano para que su decisión sea aprobada —o no—, por el juez de mesa. Cada dos penalizaciones se pierde un punto.

Asimismo, García comentó que para ganarse el punto por sacar fuera de la zona de combate al rival, hay que lograrlo con una consecuente maniobra de ataque y no como era antes, que se podía conseguir con un empujón sin haber agarrado a la presa. Hay que sacarlo legalmente.

Entretanto, este martes finalizó la lucha greco, con los títulos para los cubanos Daniel Gregorich y Oscar Pino, en las divisiones de 85 y 130 kgs, respectivamente. Mientras, los chinos Dong Jinxin y Yang Bin, se impusieron en 66 y 75, por ese orden.

Por países ganó Cuba, con cuatro medallas de oro. China logró dos, en tanto Estados Unidos y Japón obtuvieron uno.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.