Jasiel Rivero está de vuelta

«Estoy al 20 por ciento aproximadamente de mi forma deportiva. Hace diez días que comencé a entrenar y desde el domingo estoy teniendo acción con el equipo para recuperar mi rendimiento pleno» confesó a JR Jasiel Rivero

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Sentado desde las gradas contempla uno de los partidos de la jornada de la Liga Superior de Baloncesto masculina. Su equipo, Capitalinos, hace unos minutos ganó ante el plantel de Guantánamo con pizarra de 90-60 y su contribución en esa sexta victoria fue lánguida, con apenas siete cartones. Jasiel Rivero, a sus 23 años, está acostumbrado a ser líder y tener en cada juego rendimientos de dos dígitos. Por ello, decir que el muchacho de Boyeros está a «media máquina» es descubrir el agua tibia.

«Para qué mentir, estoy al 20 por ciento aproximadamente de mi forma deportiva. Hace diez días que comencé a entrenar y desde el domingo estoy teniendo acción con el equipo para recuperar mi rendimiento pleno y la táctica.

«Me lesioné el mismo pie tres veces. Primero en Uruguay, y tuve que ponerme un yeso, hasta que me recuperé. Después me trasladé a Argentina y me resentí la lesión. Me operaron aquí en Cuba, donde estuve un tiempo de reposo. Hace cinco meses comencé a entrenar y me puse tan fatal que hace mes y medio me lastimé donde mismo, pero los estudios dieron que no era nada grave. Recibí el alta médica el sábado y al otro día me incorporé con Capitalinos.

«Me siento un poco cohibido a la hora de atacar arriba del aro, por temor a volver a lesionarme, pero tengo que mejorar a medida que avancen los partidos», expresa el ala pívot de 2,06 metros.

—Hace unos minutos Osmel Oliva, compañero tuyo de la selección nacional, decía que te considera el mejor basquetbolista cubano de la actualidad…

—Ese respeto se gana con el juego diario y yo soy de las personas que siempre piensa en grande. A cada choque salgo con la mente puesta en rendir más, si hoy metí siete puntos, mañana tengo que anotar más; y así sucesivamente. Me gusta sentirme presionado y, como te dije, soy un jugador ambicioso, y para lograr mis metas me exijo rendirme al máximo.

—Has pasado por dos ligas distintas: en Uruguay y en Argentina, ¿cuánta diferencia existe respecto a la LSB?

—Son circuitos muy diferentes a la liga cubana en cuanto al arbitraje, hay más recursos, se juega más táctico, la pelota la tira el que le toca y aquí eso no es así. Aunque parezca un baloncesto difícil, no lo es, porque al final la adaptación llega y pienso que a ese nivel pueden jugar otros cubanos. Ahora entre manos tengo varias ofertas en países de Latinoamérica como Argentina, Venezuela, El Salvador y República Dominicana, pero busco un lugar que me eleve el nivel.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.