Luisa Medina, entre la nostalgia y el amor por el softbol

Esta habanera, una de las glorias del softbol cubano de todos los tiempos, ha sido seleccionada para dirigir la selección nacional en la rama femenina. Talentosa y bella asumió un gran compromiso: Quiere clasificar a la próxima olimpiada

Autor:

Luis Salabarría

La habanera Luisa Medina González, una de las glorias del softbol cubano de todos los tiempos,  ha sido seleccionada para dirigir la selección nacional en la rama femenina. Talentosa y bella asumió un gran compromiso: Quiere clasificar a la próxima olimpiada.

—¿Te sorprendió la designación?

—Sí, un poco, pero este deporte es mi vida. Ahora asumiré el reto sin miedo, la responsabilidad es enorme, tenemos que volver otra vez a la élite, lograr mayor disciplina y entrega. Eso es lo que les pediré a las integrantes del equipo y les trasmitiré mis experiencias.

—¿No sientes nostalgia por el tiempo en que eras jugadora?

—Todavía me dan deseos de entrar al terreno. Aún estoy en forma, pero hay que darle oportunidad a las nuevas generaciones.

—¿Qué cualidades reconoces de las nuevas jugadoras?

—las muchachas jóvenes tienen aptitudes para jugar, pero les falta carretera. Las más veteranas se han entregado fuerte y eso ha obligado a las noveles a esforzarse más; hay varias atletas con perspectivas, con ellas vamos a trabajar para el ciclo.

—¿Y cuál es la diferencia respecto a las jugadoras de tu época?

—Cuando yo era atleta había mucha unidad entre todas, eso se veía en el terreno. Todas éramos una. Ahora las nuevas tecnologías (celulares, tabletas…) han cambiado un poco la mentalidad.

—¿Qué le falta al softbol cubano en la actualidad?

—Que le den más promoción, antes había mayor masividad, que se tope más, que los campeonatos nacionales sean más largos.

—Eras una de las mujeres más hermosas del equipo cubano de entonces y aún conservas esa belleza, ¿alguna fórmula?

—(Se ríe) Nada en particular, creerme que lo soy todavía, cuidarme, pintarme y desechar la idea de que el deporte no es para las damas.

—Me dicen que te gusta el beisbol, ¿más que el softbol?

—No qué va; para mí al softbol no se le iguala nada. Mis ídolos en la pelota son Albertico Martínez, para mí el mejor de su época, y Pedro Medina, que al bate era una pesadilla, recuerdo que cuando dio el jonrón en Edmonton me emocioné.

—¿A dónde piensas llegar con el equipo Cuba que vas a dirigir?

—Quiero llegar hasta la olimpiada de Tokio 2020, para eso las muchachas tienen que creer que es posible, recuperar el nivel que teníamos. Y eso no es un sueño, se puede.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.