Más sabe el diablo por viejo…

Aunque algunos quisieron pasarlo por la guillotina cuando no puso a sus mejores lanzadores frente a Japón, la estrategia de Carlos Martí dio resultados. Cuba avanzó a la segunda ronda del 4to Clásico Mundial de Béisbol

Autor:

Norland Rosendo

TOKIO, Japón.— Cuando la selección cubana cayó ante la de Japón, no fueron pocos los que la emprendieron con Carlos Martí. Que si había dado por perdido el juego antes de empezar, que si hubiera sido mejor poner a los lanzadores principales… Pero él, ecuánime, consciente de todo, siguió su plan.

En el comentario Táctica y Estrategia publicado el pasado día de este mes, escribí: «Pero la estrategia y los movimientos tácticos los definen, en este caso, Carlos Martí y su estado mayor. Y él sabe lo que hace. Aunque yo no esté de acuerdo, reconozco que tantos años dedicados al béisbol lo dotan de una experiencia y un conocimiento de alto vuelo».

Ahora, se cumplió el propósito. Cuba está en la segunda ronda. Y en gran medida, debido a la capacidad del mentor de conservar la ruta diseñada, de ser consecuente consigo mismo. Otros, presionados por las circunstancias, hubieran improvisados cambios, pero Martí no.

—¿Qué le dice a los que dudaron de su plan?

—El béisbol es pasión para todos en Cuba, muchos tenían un criterio diferente al mío sobre el manejo del pitcheo, y yo los respeto.

«Nosotros planificamos desde La Habana que los juegos importantes eran contra China y Australia, porque Japón es dos veces campeón del Clásico y tiene un gran equipo; dicho en el argot popular, no íbamos a gastar balas que nos fueran a hacer falta durante los dos partidos decisivos».

—También hubo cierto asombro cuando trajo a Yoanni Yera antes que a Vladimir García para relevar a Lázaro Blanco, ¿a qué se debió eso?

—Porque venían un bateador derecho y dos zurdos después y todo eso se piensa. Sabíamos que Vladimir podría tirar dos o tres innings, pero esta gente (los australianos) es peligrosa con la bola rápida, por eso teníamos cierta precaución, pues ellos tienen más problemas para batear los rompimientos.

—¿Le dijo algo a Despaigne antes de ir al cajón de bateo en el quinto inning?

—No, fue él el que dijo «voy a buscar un palo», así a lo cubano.

—Se notó rápido como con ese Grand Slam usted se relajó un poco…

—Es que estos juegos son muy tensos, y yo llevo como dos meses así, desde los play off de la Serie Nacional.

—¿Podría esperarse algún cambio en el line up?

—Quizá, depende de lo que evaluemos en el grupo de dirección.

—¿Y el lanzador frente a Israel, en el primer duelo de la segunda ronda?

Te lo debo también, déjame analizar todas las variantes primero.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.