Domadores no dejaron café

La franquicia cubana terminó primera del grupo A eliminatorio y en cuartos de final se enfrentará al elenco de Uzbekistán

Autor:

José Luis López

EL viejo adagio reza que donde hay desquite, no hay agravio. Los Domadores de Cuba vencieron este viernes por barrida de 5-0 a Heroicos de Colombia, en match por la categoría C-2 disputado en el Coliseo capitalino y así no solo se agenciaron el primer lugar del grupo A en la 7ma. Serie Mundial de Boxeo. Además, tomaron revancha del revés sufrido el mes pasado (2-3), en Cartagena, por el formato C-1. Y el público aplaudió la faena.

Este festín se inició con el triunfo de Frank Zaldívar ante el favorito Ceiber Ávila (52 kg), bronce panamericano. El cafetero aprovechó los fallos del santiaguero en los dos primeros asaltos para combinarlo mejor. Pero a partir del tercero, el local evadió la pelea en la corta, se fue más atrás, tiró incesantemente y pudo meter bien sus swinnes y rectos de izquierda. El voto fue 2-1 (47-48 y doble 48-47).

Detrás, el tricampeón mundial Lázaro Álvarez (60) signó un feliz retorno al ring y le dio una clase de boxeo al inexperto Albeiro Paredes, quien se la va a agradecer: Jab de derecha como un látigo, seguido de golpes en serie, y una muestra de exquisito ABC boxístico ante las embestidas del impetuoso rival. No hubo duda alguna y todos los jueces vieron igual la pelea: triple 50-44.

Algo parecido le recetó el monarca olímpico Roniel Iglesias (69) al desconocido Ricardo Legarda, quien no pudo repeler los golpes desde las tres distancias y por diversos ángulos durante (casi) tres asaltos. Entonces, para evitarle males mayores a su pupilo, el entrenador cafetero pidió parar la pelea.

Con el duelo ya ganado, el campeón mundial juvenil Osvary Morrel (81) debutó por todo lo alto como Domador, en un combate a cinco rounds, tras imponerse en toda la línea al experimentado Juan Carrillo, por 3-0 (doble 49-44, 50-43). Se esperaba más del visitante, por su aval internacional. Pero no pudo descifrar los efectivos golpes de gancho y swinnes por fuera del villaclareño, y cometió varias imprecisiones penalizadas en el boxeo. El árbitro, de muy buen tino, le quitó dos puntos.

Y finalmente, en un interesante duelo entre púgiles que iban igualados en la cima del ranking de esta 7ma. Serie, el bronce mundial José Ángel Larduet (+91) le pegó casi una veintena de swinnes de izquierda a Cristian Salcedo en dos asaltos. En el tercero, el árbitro los llamó a boxear… pero el entrenador del sudamericano no lo permitió.

Con este inobjetable triunfo, los Domadores de Cuba se enfrentarán a Uzbekistán en cuartos de final.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.