Muchos goles y pocos chances

La selección cubana femenina de polo acuático se tiró a la piscina del National Aquatic Center, de Trinidad y Tobago, tenía su boleto asegurado para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, al asistir al Campeonato de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Aficionados a la Natación, pero el camino fue arduo para los varones

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Desde el primer momento que la selección cubana femenina de polo acuático se tiró a la piscina del National Aquatic Center, de Trinidad y Tobago, tenía su boleto asegurado para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, al asistir al Campeonato de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Aficionados a la Natación cinco países por igual cantidad de cupos. Mientras que el plantel masculino tendría que pasar un poquito de trabajo para clasificar a la cita regional, toda vez que en concurso había diez combinados en busca de siete plazas.

Sin importar las significativas bajas que tuvo este deporte en el pasado ciclo olímpico, ni la escasa asistencia a eventos internacionales, los dos planteles antillanos regresaron ayer a casa con la clasificación a Barranquilla garantizada, con los títulos de sus respectivos torneos y sin perder un partido. El resultado más reñido estuvo a cargo de los discípulos de Tino Urgellés, que igualaron en su segundo encuentro a seis goles con Venezuela.

El sitio de la competición, se limitó a informar que los hombres cubanos concluyeron la fase de grupos con triunfos ante los anfitriones por 17-4, 33-2 contra Barbados y empate ante los morochos, a los que derrotaron después en la final por 25-6. En semifinales habían doblegado al conjunto de México.

Mientras que las alumnas de Jorge del Valle comenzaron el camino de sus cuatro victorias en la fase clasificatoria, primero ante las aztecas por 10-6, luego sobre las locales por 18-4, frente a Puerto Rico con pizarra de 10-4 y concluyeron dominando a Venezuela 11-5. Por el pase a la disputa del metal dorado aventajaron a las venezolanas y después se proclamaron reinas ante México.

Durante la fase de grupos, la ofensiva de los cubanos estuvo comandada por el delantero habanero Ernesto Cisneros, autor de 13 cartones y líder en el conjunto por su amplia experiencia que incluye, a sus 43 años, cuatro Juegos Panamericanos. Otro avezado y capitán por varios años del conjunto patrio, el cienfueguero Rigel Jiménez, terminó como sublíder, con 12 goles, seguido del camagüeyano Giraldo Carales, con 10.

Por su parte, las mujeres tuvieron en la santiaguera Dalia Grau, mejor jugadora del pasado Campeonato Nacional y campeona con su provincia, a la puntera en perforaciones con ocho, empatada con la cienfueguera Anabel de León. La defensa granmense Mayelín Bernal, con experiencia en la primera división del polo español, se apuntó siete anotaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.