Cuba sufre frente a Taipéi de China, pero se mantiene invicto en Holanda

La ofensiva cubana bateó 13 hits, mientras los asiáticos ligaron ocho, y las defensas de uno y otro plantel cometieron par de errores

Autor:

Norland Rosendo

El equipo de Taipéi de China dejó las bases llenas en el noveno inning, cuando solo pudo marcar una vez para ponerse a una carrera de igualar la pizarra y a dos de dejar al campo al conjunto cubano, que apeló al lanzador Luis Enrique Castillo para sacar el último out. Así, de manera dramática, los caribeños conservaron el invicto en tres partidos del torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda.

Los muchachos de Vladimir Hernández pisaron la goma en el mismo capítulo de apertura, gracias a un elevado de sacrificio de Yusniel Ibáñez al jardín central que remolcó a Humberto Bravo. En la entrada siguiente, Frank Camilo Morejón disparó un tubey que empujó a Leonel Segura, embasado por error en fildeo del antesalista.

Pero tras colgar un trío de ceros, al granmense César García le combinaron un biangular con un roletazo por el cuadro y un fly de sacrificio para cerrar la pizarra en la cuarta entrada. En el quinto, el alto mando cubano optó por dejar al muchacho más de lo que la situación aconsejaba: toleró hit, dio tres boletos, incluido uno intencional, antes de que le soltaran un doblete que limpió las bases y puso a los asiáticos delante en el marcador. Solo entonces César fue reemplazado por Yoandry Ruiz, quien al final se apuntó el triunfo.

Entre el sexto y séptimo los antillanos pisaron cinco veces el plato para retomar las riendas del juego, ventaja que solo se vio amenazada a la hora de recoger los bates, cuando Alexander Rodríguez, en calidad de cerrador, regaló un boleto con las bases llenas y Vladimir tuvo que darle la bola con urgencia a Castillo.

En el inning de la suerte, Edilse Silva remolcó par de hombres con un cohete a la pradera derecha, y después entró por pifia del jardinero central tras sencillo de Segura. Mientras, Segura y Frank Camilo habían conectado incogibles impulsores en el sexto acto de una película que tuvo mucha tensión todo el tiempo, pues ambos elencos tenían inmaculado el casillero de las derrotas.

La ofensiva cubana bateó 13 hits, mientras los asiáticos ligaron ocho, y las defensas de uno y otro plantel cometieron par de errores.

En el segundo duelo de hoy, Curazao era rival de Japón, en fecha en la que descansaban los anfitriones, quienes serán los adversarios de los nuestros mañana.

Actuación de los cubanos contra Taipéi de China

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.