Objetivo: Kiev

En dos días comenzará el torneo de clubes más fuerte del mundo, que esta vez servirá de antesala a la Copa Mundial

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Treinta y dos equipos comenzarán, a partir del próximo martes 12 de septiembre, a disputar la supremacía futbolística en Europa, cuando se inicie otra temporada de la Liga de Campeones de la UEFA. Por ese motivo, JR hace un análisis de los principales contendientes que comenzarán el «asedio» al trofeo de clubes más difícil del planeta.

Pero primero, mejor dar un repaso a las fechas en que se jugará la presente campaña 2017-2018, cuya fase preliminar culminará el 6 de diciembre. A continuación, ya en febrero de 2018, comenzará la ronda de octavos, con los partidos de ida los días 13, 14, 20 y 21, mientras que los de vuelta tendrán lugar en marzo (6, 7, 13 y 14).

Los cuartos se jugarán en abril, con la ida el 3 y el 4, y la vuelta los días 10 y 11. Mientras, las semifinales se iniciarán ese mismo mes (24 y 25) y cerrarán sus puertas en mayo (1ro. y 2), para dar paso a la gran final, que será acogida por el Estadio Olímpico de Kiev, capital de Ucrania, durante la noche «mágica» del próximo 26 de mayo.

La caballería se presenta

Sin dudas, el equipo a vencer será, una vez más, el Real Madrid, el mismo que ha logrado llevarse a sus vitrinas tres de las últimas cuatro «orejonas», dos de ellas de manera consecutiva: en penales frente a sus «vecinos» del Atlético, en 2016, y por goleada (4-1) ante la Juventus, en 2017.

Luego de la salida de jugadores importantes tras la consecución del doblete —Liga y Champions—, entre ellos James, Morata y Pepe, los dirigidos por Zinedine Zidane presentarán un plantel igualmente competitivo, en el cual se conjugará la experiencia de Cristiano, Benzema, Modric, Marcelo, y Ramos, con el talento joven de Theo Fernández, Ceballos y Llorente, además de Marco Asensio, quien ha dado muestras tangibles de su categoría.

Otros dos onces, eternos rivales de los de Chamartín, suenan como serios candidatos para acabar con la hegemonía madridista: es el caso del Barcelona y el Atlético, también enfrascados en la dura pelea por el trofeo local.

Los blaugranas, ahora sin Neymar, pero con la conducción del vasco Ernesto Valverde en el banquillo y de Messi en la cancha, intentarán recuperar la brillantez perdida, objetivo hacia el que «tirarán» Iniesta, Rakitic, Busquets, Alba y Piqué, más el lozano Ousmane Dembelé, glamoroso fichaje procedente de Dortmund.

Diego Simeone volverá a dirigir sin cansancio al reparto «colchonero», con Griezmann, Carrasco, Saúl, Koke, Godín y Oblak como principales actores de su obra, matizada con el sabor de las mejores piezas del género épico.

Negro y blanco son los colores de lo mejor que trae Italia. Los «gladiadores» de la Juventus volverán al ruedo de la mano de Buffon, Dybala e Higuaín, para terminar el trabajo que dejaron inconcluso en 2015 y 2017, cuando perdieron las respectivas finales ante el Barça y el Madrid.

Desde Alemania llegan sonidos de batalla con banderas rojiblancas, que anuncian la presencia del Bayern de Múnich, plantel que cada año se anuncia como pesadilla de cuanto rival se cruce en su camino. Los bávaros de Ancelotti tienen a un «guerrero» polaco, Robert Lewandoski, cuyos escuderos: James, Thiago, Müller, Robben y Ribéry, sumados al mordiente de Hummels, Alaba y Boateng, y los «superpoderes» de Neuer bajo los tres palos, formarán una gran combinación que pudiera devolverles el éxtasis de ganar la Copa.

Noticias llegan procedentes de Inglaterra, augurando a su vez la grata presencia de otros dos pesos pesados, conducidos por hombres de gran carisma y temperamento: el Manchester United de José Mourinho, y el Chelsea de Antonio Conte.

El talento de los «diablos rojos», de gran disciplina táctica y contundencia de cara a la puerta, se concentra objetivamente de la mitad hacia adelante, en donde figuran Pogba, Mata, Mkhitaryan, Lukaku e Ibrahimovic.

Más balanceados aparecen los «azules» londinenses, con jugadores de clase en cada una de las líneas de juego, entre quienes destacan Courtois, David Luiz, Kanté, Fàbregas, Hazard, Willian y Morata, juntos en un grupo sólido en la defensa y con un esquema táctico adaptable.

Para cerrar el grupo de avanzada llega desde Francia una notable propuesta. Son los «muchachos» de París, que tendrán un once de lujo, encabezado por el tridente Cavani-Neymar-Mbappé, todos ellos con la excelente compañía de Di María, Verrati, Draxler, Pastore, Thiago Silva y Dani Alves.

Sueños de gloria

En la segunda línea de «ataque» puede definirse un grupo alternativo de aspirantes, esta vez formado por algunos equipos de gran linaje y otros de exitosa actualidad, todos con el objetivo bien definido de superar las expectativas, incluso las suyas.

Los aurinegros del Borussia Dortmund, ahora con el holandés Peter Bosz al frente, planean tomar por asalto la cima, sostenidos por el talento de Aubameyang, Pulisic, Götze, Sahin, Yarmolenko y Kagawa, lo cual no sería extraño, pues ya en 2013 alcanzaron la final, aunque allí cedieron ante el Bayern.

Precisamente Jürgen Klopp, antes artífice del renacimiento del Dortmund, estará timoneando al Liverpool. Para ello, los de la ciudad de Los Beatles cuentan con su propia «banda», liderada por Coutinho, Henderson, Salah, Mané, Firmino, y Can.

Campeón tres veces al hilo de la Liga Europa —de 2014 a 2016—, la responsabilidad de que el Sevilla sea capaz de dar el salto a nivel continental recae, entre otros, en Escudero, Banega, N’Zonzi, Navas y Nolito.

Los romanistas Naiggolan, Florenzi, Dzeko y El Shaarawy deberán asumir el reto del primer año post Totti, luego de que el ya legendario jugador se retirara al término del pasado curso, y dejara un vacío que se antoja muy difícil de llenar.

Guardiola deberá recomponer a su Manchester City, para lograr una actuación a la altura de su costosa plantilla, que cuenta con nombres relevantes como son Yayá Touré, el «Kun» Agüero, Silva —Bernardo y David—, De Bruyne y Sterling.

Solo 48 horas restan para el inicio de la mejor «batalla» del balompié mundial a nivel de clubes, que esta vez será la antesala ideal para la 21ra. edición de la Copa del Mundo, que tendrá lugar en Rusia a partir del 14 de junio de 2018. ¡Que gane el mejor!

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.