¡Qué clase de película el fin de semana!

La próxima ronda tendrá también incentivos en Ciego de Ávila, donde los locales reciben a los Leñadores de Pablo Civil

Autor:

Norland Rosendo

«Jíbaro», como siempre, fue cuando estaba subido en el montículo y los bateadores hacían hasta movimientos circenses para tratar de golpearle la slider, a Lazo no lo han tumbado todavía los hachazos tuneros ni los rugidos de Leones; pero anda muy preocupado el mentor de los Vegueros, pues esos dos elencos cada vez soplan más fuerte para apagarle la breva del liderazgo.

Tras los juegos de ayer, no puede estar más asediado el bastión de los Verdes, y casi, casi, los Leñadores toman por asalto la posición de lujo, pero en el noveno, unos Indios guantanameros que hace tiempo saben que su historia concluirá en 45 partidos, impidieron la fiesta con caldosa de Kike y Marina.

Los que sí aprovecharon bien la tarde del jueves fueron los Leones azules, quienes se pegaron aún más a la cima y multiplicaron por mil las expectativas del próximo cotejo entre ellos y los pinareños en el Capitán San Luis, de Vueltabajo.

Víctor Mesa disfrutó a plenitud su gira por la tierra donde se convirtió en el más espectacular jardinero central de la pelota cubana, e incluso fue hasta su terruño natal, Sagua la Grande, para dejar constancia de su buen paso con el traje azul. Lleva siete victorias al hilo y se colocó, abrazado con Las Tunas, a medio juego de los Vegueros.

La mala noticia para los pinareños no fue solo que perdieran su segunda subserie del torneo, ambas en línea, sino que Yosvani Torres sufrió su segundo revés del certamen, también uno detrás del otro; esta vez víctima de una toletería espirituana que no paró hasta decretar el fin de juego antes de tiempo.

Del resto, tampoco creo que estén para chistes en la tierra de la piña. Caer ante Mayabeque y acumular cinco fracasos en seis partidos no es nada halagüeño para los avileños de Roger Machado, que están metidos en tremendo «empuja-empuja» por, al menos, puestos en los comodines, junto a Artemisa, Matanzas, Granma, Santiago de Cuba y a los Gallos. Hay otros elencos con opciones, pero, a mi entender, son más matemáticas que reales.

Así que no solo está entretenida la película que protagonizan los que buscan el primer lugar en la tabla, sino también los que no quieren despedirse rápido del campeonato.

La próxima ronda tendrá también incentivos en Ciego de Ávila, donde los locales reciben a los Leñadores de Pablo Civil, quienes esperan, hacha en mano, que se forme el «acabose» en el Capitán San Luis para adueñarse de la vanguardia.

Y los ojos estarán más que abiertos en Vueltabajo, pues allí, además del duelo entre novenas históricas y punteras ahora, se medirán los dos directores más carismáticos de la pelota cubana actual. Frente a frente: Lazo contra Víctor. Un dual meet que augura rivalidad, tensión, y quién sabe si algo también de broma, y hasta de invocación divina.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.