El Madrid se cura de «anemia»

El prólogo del duelo celebrado en Nicosia parecía un calco de más reciente derby madrileño

Autor:

Enio Echezábal Acosta

Si las dificultades del Real Madrid frente al arco habían sido uno de sus puntos flacos durante esta temporada, la goleada conseguida este martes frente al Apoel pudo haber significado un punto de inflexión para los de Zinedine Zidane, necesitados de una victoria balsámica que los ayude a superar el reciente bajón futbolístico.

El prólogo del duelo celebrado en Nicosia parecía un calco de más reciente derby madrileño. Dueños del balón y del ritmo sobre la cancha, los «merengues» seguían siendo incapaces de reflejar en el marcador su ventaja. No fue hasta el minuto 23’ que Modric rompió la igualdad, tras pescar un mal despeje y meter un zapatazo que batió al arquero Nauzet Pérez.

A partir de la anotación del «10» croata cambió por completo el guión, y poco después Benzema —39’ y 45+1’—, más el tanto intercalado de Nacho (41’) alargaban la diferencia. Luego del descanso, llegaría el momento de Cristiano Ronaldo, quien anotó dos veces (49’ y 54’) e implantó dos nuevos récords para la Liga de Campeones, al convertirse no solo en el jugador que más goles ha hecho con un solo equipo (98, con el Madrid) sino también en el que más veces ha «roto» las redes en un año natural (18).

No obstante la sonrisa de los «blancos», válida también para asegurar su presencia en los octavos de final, deberán conformarse con el segundo puesto, luego de que el Tottenham venciera a domicilio en Dortmund (2-1) y se adjudicara matemáticamente la punta del grupo H.  

En el partido más tenso de la fecha, el Sevilla remontó un 3-0 en contra, y terminó por sacar un empate en casa contra Liverpool, resultado que dejó abiertas las posibilidades, a la vez que dió esperanzas al Spartak de Moscú —que empató 1-1 con el Maribor— de incluirse en la siguiente fase.

Mientras tanto, el City de Guardiola siguió su temible paso, y se impuso al Feyenoord gracias a la tardía diana de Sterling. En Nápoles, los locales golearon al Shaktar, aunque deberán ganar y esperar que los ucranianos caigan en la próxima fecha, si quieren avanzar a la ronda de knock-out.

Por último, el Besiktas igualó frente al Porto y «amarró» su avance, a la vez que el Leipzig «barrió» 4-1 al Mónaco y llegó a la misma cantidad de puntos que los portugueses, por lo cual el afortunado se definirá solo en la jornada 6.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.