Cazadores montan en coche - Deporte

Cazadores montan en coche

Los Cazadores ganaron con su mejor arma, el pitcheo, y con la preferida de los rivales, el bateo de largometraje

Autor:

Norland Rosendo

En Bayamo, única sede donde la lluvia dejó jugar pelota este sábado, se invirtieron algunos papeles en el terreno. Los Cazadores ganaron con su mejor arma, el pitcheo, y con la preferida de los rivales, el bateo de largometraje.

El equipo de Artemisa llegó a su victoria 39 con apenas una derrota menos, triunfo con marcador de 7-1 que le estira el sueño bastante difuso de llegar a la postemporada. Par de bambinazos, uno de ellos, Grand Slam, y la eficaz labor del zurdo Misael Villa durante los nueve innings le pusieron el tercer freno en las últimas cuatro fechas a los Alazanes de Carlos Martí.

Villa es un domador de potros salvajes, pues de nueve éxitos en la temporada, la tercera parte ha sido frente a los vigentes campeones nacionales, pese a que estos les batean mejor a los zurdos (.308) que a los derechos (.285).

Ayer, solo le conectaron cuatro hits, dos del noveno en la tanda oriental, Yulian Matos, otro de Yoelkis Céspedes, y el último salido del madero del emergente Marcos Fonseca. 

Sin embargo, los bates de los ocupantes del último puesto en la clasificación tuvieron en el refuerzo Norel González y en Yosvani Peñalver, cuarto y quinto en el line up, a los productores de seis carreras con sendos vuelacercas. Norel disparó el suyo en el primer acto con uno en circulación, frente al abridor Yanier González, y Peñalver empinó la bola en el octavo con la casa congestionada ante un envío del primer relevista Darién Creach.

Y si los bambinazos decidieron la suerte del juego, hubo protagonismo también de Yordan Manduley, quien se apuntó tres incogibles en cuatro turnos y empujó la séptima anotación de los vencedores.

Ese resultado aviva las esperanzas de Cazadores y Vegueros; estos últimos no jugaron ayer por las intensas precipitaciones que anegaron el Capitán San Luis y tendrán doble programa hoy ante los líderes del campeonato, los Leñadores de Las Tunas. También Matanzas e Industriales se verán dos veces las caras en el Victoria de Girón.

Si Leñadores (50-26) y Cocodrilos (49-27) son los virtuales uno-dos en el ordenamiento, aunque haya enroque entre ellos, a veces se despeja y otras aparecen nubarrones en la porfía por los escaños tres y cuatro. Cuando parece que Industriales (44-33) y Granma (42-33) se escapan, resucitan los Vegueros (40-37) y Cazadores (39-38) para mantenerse a cuatro o menos de diferencia del cuarto lugar y con opciones de seguir recortándola. O al menos de que diciembre no sea aburrido en pelota. Basta con que la calidad del torneo no sea, ni por asomo, la deseada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.