Integralidad y altura premiadas en campo y pista

La IAAF dio a conocer sus mejores atletas del año y la ausencia del mejor velocista de los anales del atletismo y seis veces ganador de esa distinción, Bolt, fue un verso a la nostalgia, pero trajo nombres ilustres que se quedan aún

Autor:

Javier Rodríguez Perera

Desde que el irrepetible Usain Bolt confirmara su retiro después del Campeonato Mundial de Atletismo de Londres, este año, no había que ser adivino para decir que al velocista jamaiquino se le iba a echar de menos, y mucho, que conste. A pesar de que su adiós de las pistas ocurrió lesionado y sin títulos, el mito de Bolt es de esos que nunca dejarán de serlo, y extrañarlo será una constante en la vida de todo aquel que guste del deporte rey.

Por eso, hace poco la IAAF dio a conocer sus mejores atletas del año y la ausencia del mejor velocista de los anales del atletismo y seis veces ganador de esa distinción, aunque era esperada, fue un verso a la nostalgia. Son tiempos del saltador de altura Mutaz Essa Barshim y la heptalonista Nafissatou Thiam, ganadores por primera vez de ese importante reconocimiento, que fue anunciado en la Gala del Atletismo Mundial, efectuada en Montecarlo.

En el caso del catarí Mutaz, aunque todavía no ha logrado tirar al suelo el récord mundial de su especialidad, recibió este reconocimiento, que no ha podido obtener ningún otro saltador de altura, ni siquiera el cubano Javier Sotomayor. Por su parte, la belga Nafissatou se convirtió en la segunda heptalonista que recibe la distinción, 23 años después de que lo lograra la estadounidense Jackie Joyner-Kersee.

Si usted no es seguidor del deporte rey, puede que se pregunte qué labraron estos dos atletas esta temporada para que el premio llevara sus nombres. El catarí de 26 años, doble medallista olímpico y uno de los dos atletas que ha burlado los 2,43 metros,  siempre ganó en las 11 competiciones en que participó, incluyendo su tercer trofeo de Liga de Diamante y su primer título universal al aire libre, en suelo londinense, pues en 2013 terminó segundo en Moscú.

Mientras que Nafissatou, de 23 años y titular olímpica en Río de Janeiro, se proclamó reina del orbe en agosto y en mayo rompió la barrera de los 7 000 puntos (7 013) en el mitin de pruebas combinadas, acontecido en la ciudad austriaca de Götzis.

Como mejor atleta emergente en la rama masculina descolló el noruego Karsten Warholm, campeón mundial en 400 m/v con apenas 21 años, y entre las mujeres resultó galardonada la triplista venezolana Yulimar Rojas, quien a sus 22 años logró desbancar por el cetro universal a la experimentada colombiana Caterine Ibargüen. El jamaicano Bolt recibió el trofeo Presidente, que reconoce su trayectoria deportiva y su aporte al atletismo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.