Mientras lloran los dioses

JR improvisó una esquina caliente para provocar a los colegas sobre sus vaticinios en una postemporada en la cual lo que más ha habido es pifias en los pronósticos

Autor:

Norland Rosendo

LAS TUNAS.— Llueve sobre esta ciudad. Es como si vertieran jarrones de agua; se vacía uno y a los cinco minutos cae otro. Al terreno de pelota no le cabía ni una gota más, incluso con la protección de la manta de lona gigante para el cuadro que trajeron de La Habana.

«Aquí nada más dicen que va a haber alguna concentración de personas y llegan las nubes de todo la región del Caribe», comenta un muchacho que observa cómo se van abriendo grietas en la multitud del graderío a partir de las cinco de la tarde, cuando las autoridades decidieron enviar a los equipo para el hotel, a la espera de que San Isidro dejara dar la voz de play ball.

En la sala de prensa no paraba el ajetreo ayer por la tarde, a pesar de los aguaceros. El aplazamiento de la hora del inicio del pareo por el título para cerca de las nueve de la noche fue aprovechado para dotarla de lo indispensable para que tantos periodistas pudieramos reportar un final inédito entre dos viejos conocidos.

JR improvisó una esquina caliente para provocar a los colegas sobre sus vaticinios en una postemporada en la cual lo que más ha habido es pifias en los pronósticos.

Para el experimentado narrador de Radio Rebelde Roberto Pacheco, este play off no debe concluir antes de seis juegos, y no se aventuró a dar un favorito. «El pitcheo va a ser determinante, porque la ofensiva es bastante pareja. Antes de empezar, Las Tunas, aparentemente, tiene mejores lanzadores, pero eso hay que demostrarlo en el terreno», dice.

Su compañero de batería, Dulier Reyes, opina lo contrario. «Me inclino por un 4-0 o 4-1 a favor de Granma. Cuenta con un as que se llama Lázaro Blanco; además, tiene más experiencia en postemporada y la tríada Guillermo Avilés, Carlos Benítez y Alfredo Despaigne es muy poderosa. Aunque se dio una vez con Holguín, es difícil que la primera vez que un equipo llega a una final la gane».

Precisamente desde Holguín vinieron los colegas Enrique Ajo, comentarista deportivo de Tele Cristal, y Nelson Alejandro Rodríguez, del periódico Ahora, quienes siguen a los Cachorros que juegan como refuerzos de los contendientes por el oro. Ajo cree que la decisión sobrevendrá en el partido siete y que el campeón será Las Tunas, debido, opina, a la inspiración con que está jugando. «Su rendimiento ha sido estable durante toda la temporada, tiene un staff globalmente más profundo y su tanda ofensiva es tan buena como la de los Alazanes».

Su coterráneo considera que Granma revalidará el cetro en seis desafíos, pero alega que ambos elencos se conocen muy bien, pues topan mucho durante la pretemporada, y además escogieron refuerzos valiosos para cubrir los huecos de uno y otro equipos.

Andy Luis Leal, del Canal Caribe de la Televisión Cubana, piensa parecido a Nelson. Coinciden en la cantidad de juegos que se deben efectuar para determinar al monarca de la Serie Nacional 57, y a su entender, el resultado del segundo juego será clave. «Hay que ver cómo les va a los Leñadores ante Ulfrido García. Para mí, contar con Lázaro Blanco marca la diferencia a favor de las huestes de Carlos Martí».

Glenda Torres y Camilo Pérez, de Tele Rebelde, prefirieron no mencionar un favorito, sin embargo coinciden en que habrá séptimo duelo. «Lo que se está viviendo aquí en Las Tunas es locura, pero Granma dispone de un gran equipo», dicen.

El enviado especial de la agencia Prensa Latina, Yasiel Cancio, se suma al quienes dan su voto a los de Carlos Martí. Argumenta el plus que representa disponer de un pitcher como Lázaro Blanco, capaz de ganar hasta tres juegos, y Alfredo Despaigne está en mejor forma, listo para conectar tres o cuatro jonrones».

Por último, José Luis López Sado, de la Agencia Cubana de Noticias, le da mucho valor al acople de los Alazanes y a su competitividad, a la hora de inclinarse por ellos al emitir su vaticinio. «Esto se debe acabar en cinco juegos», concluye.

Mientras llovizna sobre Las Tunas, la afición deportiva sigue desafiando esa irreverencia del clima como si estuviera en el más caluroso de los veranos. De alimentar ese fogón de pasiones se encargaban sus Leñadores.

JR le invita a ver la galería: La final de la pelota cubana, imágenes captadas por nuestro fotógrafo Abel Rojas Barallobre   

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.