Juegos Olímpicos de Invierno, lo mejor, lo peor y lo divertido

Los Juegos de Pyeongchang no han estado exentos de historias divertidas y sensibles

Autor:

Lianet Escobar Hernández

Los Juegos Olímpicos de Invierno, que concluirán el próximo 25 de febrero en Pyeongchang, Corea del Sur, no han estado exentos de historias divertidas y sensibles.

Entre estas anécdotas sobresale la de Gabriella Papadakis. Resulta que a la patinadora francesa se le abrió el vestido por detrás al empezar su rutina junto a su compañero Guillaume Cizeron durante el programa corto del patinaje artístico.

Lo que siguió fue una verdadera pesadilla para la muchacha, quien a pesar de terminar su baile, lo hizo con un seno descubierto, siendo este el segundo percance de este tipo luego de que una atleta local sufriera una situación similar en las actividades por equipos.

Y si de «jugadas» textiles se trata, no se puede obviar a Pita Taufatofua, a quien no le bastó con encender las redes durante la gala inaugural de los Juegos Olímpicos de Río 2016 cuando desfiló con el torso desnudo portando la bandera de su país: Tonga.

Ahora, el corpulento atleta volvió a mostrarse con un traje típico de su pueblo, el cual no lleva camisa, a pesar del frío clima que envuelve la ciudad sudcoreana.

Sin embargo, aunque Taufatofua es un esquiador de fondo muy bien que podría haber cambiado de disciplina, pues cumplía con los requisitos de otra competencia que se desarrolló en el marco de estas Olimpiadas invernales: el «maratón sin ropa».

Así como lo lee, este fin de semana cientos de personas salieron a las calles de Pyeongchang para participar, a menos cinco grados, en una carrera cuyo principal requisito es andar con guantes y gorros, pero sin camisetas.

Aunque usted no lo crea, fue la vigésimo sexta vez en que tiene lugar la temeraria competición, aunque no entra dentro del programa de los Juegos que nos ocupan.

Entre tanto, un hecho insólito y divertido sucedía al combinado de Noruega, cuyos cocineros, debido a un error en el pedido recibieron un cargamento con 15 000 huevos en lugar de los 1 500 que en realidad habían solicitado. La disyuntiva se tambaleaba entre utilizarlos o devolverlos a los proveedores.Y termino con un dato curioso y una buena nueva…

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang distribuyeron 110 000 condones entre todos los participantes, un promedio de 37 por atleta, cifra con la que se rompieron los récords de preservativos entregados en  las ediciones de 2010 y 2014.

Por su parte, la gran noticia la protagonizó el equipo unificado de hockey sobre hielo que representa a las dos Coreas. El caso es que una dirigente estadounidense de alto rango del Comité Olímpico Internacional (COI) pidió que este seleccionado femenino fuera nominado al Premio Nobel de la Paz.

 

 

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.