La Roma se metió entre los ocho mejores

La última fecha de la Liga de Campeones dejó nuevas emociones en todos los aficionados del balompié dentro y fuera del Viejo Continente

Autor:

Enio Echezábal Acosta

La última fecha de la Liga de Campeones dejó nuevas emociones en todos los aficionados del balompié dentro y fuera del Viejo Continente. Sin dudas este martes la jornada futbolera ofrecía grandes expectativas, pues ambos choques de ida de octavos de final llegaban a la hora definitiva con los marcadores globales muy cerrados, al punto de que hacer pronósticos se volvía una tarea en extremo compleja.

En el siempre magnífico estadio Olímpico de Roma, los hombres de Eusebio di Francesco —de momento terceros en la Serie A— llegaban presionados a obtener una victoria contundente, luego de haber caído hace tres semanas en su visita al Shaktar en el Metalist de Kharki, por marcador de 1-2.

Por su parte, los ucranianos mantenían vivas sus esperanzas de subir un escalón más rumbo a la final, y llegar a la ronda de los ocho mejores, la cual ya habían alcanzado con anterioridad en la temporada 2010-2011, año en que cayeron ante el Barcelona, que esa vez terminaría coronándose campeón en la final ante el Manchester United.

Con ese panorama, los locales partieron a por todas desde el pitazo inicial, y si no lograron concretar una ventaja sólida durante el primer tiempo fue porque  les faltó la claridad en la última línea para batir el arco rival. No obstante, tampoco faltaron oportunidades para los “mineros”, que pudieron adelantarse en par de jugadas, e incluso llegaron a tener el control del partido en buena parte de la primera mitad.

Ya en el segundo tiempo, la Roma volvió al ataque, y pudo haberse adelantado al minuto 46’, aunque el colegiado español Undiano Mallenco no quiso “mojarse” y pitar un penal por un supuesto agarrón al polivalente mediocampista belga Radja Naiggolan. Sin embargo, solo seis minutos más tarde llegaría la recompensa para los giallorossi, que se adelantarían al 52’, cuando el volante holandés Kevin Strootman sirvió de primera intención al bosnio Edin Dzeko, quien de puntera la colocó por debajo de las piernas del arquero Pyatov.

Al 79’, con los ánimos totalmente caldeados, se armó una breve trifulca que terminó con la expulsión del zaguero visitante Iván Ordets. Desde ahí, y curiosamente con uno menos, hubo algunas muy buenas oportunidades para el club de Donetsk, que al final se marchó sin conseguir el gol ni la clasificación.

Para la Roma, será su primera participación en los cuartos de final desde hace una década, pues la vez anterior que accedieron a esa instancia fue en la temporada 2007-2008, y esa vez fueron incapaces de superar a los Diablos Rojos de Manchester, que ganaron 2-0 en la ida con anotaciones de Rooney y Cristiano Ronaldo, mientras que en la vuelta lo hicieron por la mínima, gracias al gol del argentino Carlos Tévez. Ese año el United sería campeón del torneo venciendo al Chelsea en la tanda de penales.

Alineaciones:

Roma: 1 - Alisson Becker (GK), 24 - Alesandro Florenzi, 44 - Kostas Manolas, 20 - Federico Fazio, 11 - Alaxander Kolarov, 4 - Radja Nainggolan, 16 - Danielle De Rossi, 6 - Kevin Strootman, 17 - Cenguiz Under (30 - Gerson, 65’), 9 - Edin Dzeko (92 - El Shaaraway, 89’) y 8 - Diego Perotti.

Shakhtar Donetsk: 30 - Andriy Pyatov (GK); 2 - Bohdan Butko, 18 - Iván Ordets, 44 - Yaroslav Rakitskiy, 31 - Ismaily, 6 - Taras Stepanenko (21 - Alan Patrick, 74’), 8 - Fred, 11 - Marlos (9 - Dentinho, 82’), 10 - Bernard, 7 - Taison y Facundo 19 - Ferreyra.

Amonestados: Roma: Florenzi (39’) y Manolas (54’); Shaktar: Stepanenko (71’), Fred (76’) y Ferreyra (80’), además de Ordec, expulsado con roja directa al minuto 79’.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.