Falleció Milán Matos, entrenador de Iván Pedroso - Deporte

Falleció Milán Matos, entrenador de Iván Pedroso

Una de las figuras más ilustres del atletismo cubano y uno de los entrenadores más encumbrados de los saltos horizontales a nivel mundial, falleció tras una dura batalla contra el cáncer

Autor:

Eduardo Grenier Rodríguez

La vida de Iván Pedroso es un salto bajo la luna de Sídney. Un salto largo, tan largo que, quizá, le permitió pensar en su futuro. Tenía dos caminos, el de la gloria olímpica o un segundo lugar que, si nos remitimos a la conocida frase de Dale Earnhardt, lo convertiría simplemente en el perdedor del campeón.

Pero Iván Pedroso jamás dejó de ser un ganador. En el último intento, con la soga de la derrota en su cuello, se estiró hasta los 8,55 metros, válidos para subir al escalón más elevado del podio. Podría haber sido el hombre más feliz del planeta aquella noche, si no fuera porque, en una silla del Estadio Olímpico de Sídney, Milán Matos observaba con orgullo la consagración de su alumno más aventajado.

Por este motivo resulta extremadamente dolorosa la noticia de la muerte de Matos, una de las figuras más ilustres del atletismo cubano y uno de los entrenadores más encumbrados de los saltos horizontales a nivel mundial, quien falleció tras una dura batalla contra el cáncer.    

«Milán fue más que un padre para mí. Estuve mucho tiempo con él, incluidos cinco años en Santiago de Cuba, donde era como mi única familia, y logramos una relación de mucha afinidad, tanto que de solo mirarlo sabía lo que tenía que hacer. En las competencias me hacía un gesto desde las gradas y era suficiente para entenderlo».

Así hablaba Iván Pedroso sobre el hombre que lo guio hacia el éxito durante los años que dedicó al salto largo, dejando patente su gratitud hacia la persona que lo acompañó durante los mejores y peores momentos de una carrera pletórica de triunfos.

Con el fallecimiento de Milán Matos pierde el atletismo cubano a uno de sus más empedernidos defensores, así como a uno de los entrenadores más calificados con que ha contado en toda su historia. Su ingenio sobre las pistas acompañó durante décadas a algunos de los más grandes atletas cubanos (además de Pedroso, fue entrenador de Yargelis Savigne y Mabel Gay, entre otros) quienes gracias a la sabiduría de Milán y a sus condiciones físicas obtuvieron medallas en los escenarios más complejos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.