Surfear también salva vidas

Autor:

Lianet Escobar Hernández

«Hay que escuchar a la naturaleza porque nos está diciendo algo».

Estas son palabras del surfista estadounidense Laird Hamilton, considerado en el mundo de las tablas y las mareas altas uno de los montadores de olas grandes más míticos de la historia.

Su mensaje, colgado en las redes sociales, tiene una motivación especial, y es que recientemente en la isla de Kauai, Hawái, cayeron un aproximado de 700 litros de lluvia por metro cuadrado, una cifra récord para la región y que aun cuando no se contabilizaron muertos, sí provocaron destrozos de casas, desplazamiento de animales y graves inundaciones en la isla hawaiana.

Pero Hamilton, el atleta de 54 años, no se volvió noticia solo por su llamado a la conciencia ambientalista en Instagram, sino porque protagonizó una historia conmovedora mientras persistía la lluvia: salvó a 15 niñas que se encontraban aisladas por las aguas en el campamento Hanalei, el cual quedó completamente inundado.

Las pequeñas se encontraban participando en la fiesta de pijamas de las hijas de la también surfista Leila Hurst.

Tras el cese de las precipitaciones, Hamilton ha subido a las redes un buen número de fotos que quedaron como evidencia del terrible momento vivido por los isleños, quienes en su mayoría tuvieron que ser evacuados por los equipos de emergencia, según reportes de la oficina del gobernador de la localidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.