Las Tunas gana juegazo y manda el play off al quinto y último partido

En el mejor juego de pelota de todo el campeonato sub-23, decidido en el onceno inning tras una excelente labor monticular de ambos abridores, los tuneros lograron hoy derrotar a La Isla con marcador de 1-0. Este sábado se decidirá a partir de las dos de la tarde el nuevo campeón

Autor:

Norland Rosendo

El de este viernes será un juego al que solo se le podrá señalar que quedara en las retinas de muchos menos de los que merecían verlo. Afortunados quienes fueron al estadio Cristóbal Labra. Diferido no tiene encanto. Tantos ceros seguidos, dos pitchers que parecían leones devorando contrarios, un equipo por terminar el play off, el otro por estirarlo a lo máximo. ¿Y Messi? Mal, gracias.

En las gradas, abarrotadas, la gente ni siquiera recordaba que el mundo era un balón de fútbol. No había tiempo ni interés por saber qué pasaba en Rusia. De los posibles infartos, de las uñas que terminaron en el estomago de varios, eran responsables, principalmente, los lanzadores Yainel Alberto Zayas y Yordey Fuentes, y quienes los relevaron cuando ellos se aburrieron de colgar ceros en la pizarra.

Ni los Piratas podían con Fuentes, ni los orientales con Yainel. Estaban en tarde excepcional. Merecían un éxito que ni uno ni otro pudo anotarse. El anfitrión ponchó a ocho y su rival solo a dos, pero a este apenas le conectaron dos hits y a aquel cinco. Ninguno, y léanlo bien, regaló boletos.

Ambos dejaron el juego cuando nadie sabía cuál iba a ser el final de la película. Por el tunero subió al box en la apertura del noveno —quién si no— el muchacho que se echó encima al equipo en la semifinal ante Granma y que había empatado el play off frente los isleños en el Julio Antonio Mella: Rodolfo Díaz. Después de sacar 25 outs, a Yainel lo remplazó —no podía ser otro en esas circunstancias— el mejor taponero del campeonato: Raúl Guilarte, autor de tres salvamentos en la postemporada.

Siguió el home plate impoluto, y en las gradas, me cuentan, los nervios parecían pelos halados por los Dioses. Hasta que llegó el onceno acto y los visitantes lograron pisar la goma. Después de un out, hubo hit de Dailier Peña, base por bolas (la única del juego) al tercero en la alineación, Manuel Alejandro Ávila, y entonces el cuarto toletero y antesalista, Denis Peña, remolcó la del gane con cohete al bosque izquierdo.

Y Rodolfo siguió invicto en la postemporada. Ganó su cuarto partido en esta fase, su noveno en toda la temporada. Ojo Pablo Civil, que ahí tienes una pieza importante para el staff de los Leñadores en la próxima campaña élite.

Los locales buscaron el empate, pero todo terminó en una desafortunada carrera tratando de robar la segunda. ¿Les recuerda algo esa jugada?.

Así, no hay dudas de que el Labra volverá a colmarse en la tarde sabatina. La afición de los Piratas siempre ha sido muy fiel, y en Las Tunas lo más lógico es que nadie espere por una trasmisión diferida para saber el desenlace. Aunque sea por SMS seguirán el partido.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.