Vidal le dio vida a Cuba

El salto largo le regaló a la Isla ayer la primera medalla en el XVII Campeonato Mundial juvenil de atletismo que se celebra desde este martes en la ciudad finlandesa de Tampere

Autor:

José Adrián Atanes Hernández

Cuba ha vibrado con inolvidables actuaciones en el salto de longitud, principalmente a través del extraclase Iván Pedroso, rey olímpico en Sidney 2000 y cuádruple titular mundial. Los últimos meses no han estado lejos de aquellos grandes momentos del habanero, gracias a las formidables actuaciones del talentosísimo Juan Miguel Echevarría, quien ha vencido a los mejores del mundo con solo 19 años. Para bien de nuestro pueblo, las alegrías continúan en esta emocionante prueba. 

El salto largo le regaló a la Isla ayer la primera medalla en el XVII Campeonato Mundial juvenil de atletismo que se celebra desde este martes en la ciudad finlandesa de Tampere. El protagonista de la buena nueva fue el camagüeyano de 18 años Maikel Vidal, quien se estiró hasta los 7,99 metros (m) en su tercer intento y de esa forma logró la medalla de plata.

El salto fundamental del monarca del orbe categoría cadetes de la pasada lid en Nairobi 2017, fue inferior en cuatro centímetros al brinco principal del japonés Yuki Hashioka, quien con una marca de 8,03 m obtuvo el mejor desempeño de su corta trayectoria. El jamaicano Wayne Pinnock alcanzó el metal de bronce con 7,90 m.

Aunque no pudo subirse al centro del podio, el novel antillano tuvo una competencia muy destacada, a decir verdad. Su frecuencia de saltos fue bastante estable, al no bajar nunca de los 7,87 m —su primer registro—, el cual superó con dos intentos de 7,94 m y uno de 7,95 m, además de la marca que lo catapultó al segundo escaño. Es válido mencionar que la fase clasificatoria para Vidal no fue nada buena, pues avanzó a la discusión del título con el último boleto, tras un discreto 7,42 m.

Con esta actuación del agramontino, Cuba logró su sexta medalla en salto de longitud en la historia de estas lides, pues las primeras llegaron en la edición de Sudbury, Canadá 1988, por intermedio del titular Luis Bueno —triunfó con el mismo registro con el que Vidal se apoderó del segundo puesto ahora— y del plateado Saúl Isalgue. Antes de la presente lid, la última presea alcanzada por un atleta nuestro en esta prueba fue hace dos años en Bydgoszcz, Polonia, merced al talento del santiaguero Maykel Massó, devenido monarca.

Por otra parte, la cuatrocentista cienfueguera Roxana Gómez no avanzó a la final de su modalidad, luego de cruzar la meta en la tercera posición en su heat de semifinales, con un crono de 53,26 segundos, que a su vez fue el noveno mejor tiempo entre todas las concursantes, pero a la disputa de los metales clasificaban ocho. Otro que tampoco pudo incluirse en la final fue el martillista granmense Miguel Ángel Zamora, tras no computar ningún envío válido.

Este jueves comenzarán las actividades del heptatlón y nuestra representante será Adriana Rodríguez,  mientras las martillistas Amanda Almendariz y Yaritza Martínez tratarán de colarse en la final, instancia en la que concursará la discóbola Silinda Morales en horario vespertino.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.