Taipéi de China noquea a Cuba en torneo de béisbol de Haarlem

El equipo cubano concluyó la fase preliminar en el último lugar con saldo de cinco derrotas seguidas sin victorias, pero tiene oportunidad de mejorar la posición

Autor:

Norland Rosendo

Aunque el sistema competitivo le dé aún opciones de mejorar la ubicación definitiva, la selección de Cuba ha terminado la fase clasificatoria del Torneo de béisbol de Haarlem con el peor resultado posible: cinco derrotas en igual cantidad de juegos, y la última, este jueves, por la vía del nocaut ante Taipéi de China (2-12).

Por segunda vez Dachel Duquesne explotó tempranísimo. Dos aperturas semejantes, para desgracia de él y del equipo. En ambas ocasiones no pudo llegar a concluir un inning, solo dos tercios y tuvo que bajarse cabizbajo del montículo después de que le sonaran tres hits y le marcaran par de anotaciones. Las dos veces cargó con el revés.

Este jueves, el mentor Víctor Figueroa siguió alterando su rotación en busca de un cambio que no llega. Como mismo había hecho con Yosvany Torres (abridor un día, apagafuegos otro), trajo a Misael Villa, derrotado en su apertura ante Holanda, como primer relevo, pero el zurdo artemiseño no pudo reivindicarse. En 3.1 innings de actuación le batearon cinco cohetes y siete rivales le pisaron la goma, seis de ellos de manera inmaculada.

Para entonces, ya la suerte del partido estaba echada. Taipéi de China estaba más cerca de poner fuera de combate a Cuba, que de admitir que estos se les acercaran en el marcador, y sucedió lo más probable. En siete capítulos, los asiáticos completaron la docena de carreras y pusieron el punto final antes de tiempo.

Nuevamente, la ofensiva cubana se quedó por debajo de las expectativas, solo conectaron siete hits. Ariel Sánchez y Aníbal Medina sonaron dos cada uno.

Un nocaut era lo único que les faltaba a los caribeños para que su actuación en la ronda preliminar mereciera calificativos inéditos (caben muchos) en un campeonato internacional de béisbol y más si se trata de una justa que no clasifica entre las de más categoría en el mundo.

Sin embargo, los criollos pueden maquillar el descalabro si logran victorias en sus dos presuntas presentaciones siguientes. Primero enfrentarán al ocupante de la quinta plaza (el perdedor del duelo entre Alemania e Italia) y si ganan tendrán la opción de un partido más en busca del cuarto escaño del evento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.