En busca del tercer oro

En una categoría tan variable de un año a otro como es la sub-15, ganar dos copas del mundo seguidas es un resultado encomiable

Autor:

Norland Rosendo

En una categoría tan variable de un año a otro como es la sub-15, ganar dos copas del mundo seguidas es un resultado encomiable. Después de vencer en los cuatro primeros juegos de la actual edición del certamen, que tiene por sede a Panamá, la selección cubana ratifica sus credenciales para retener la corona y eslabonar su tercer oro a la hila.

El torneo, organizado cada dos años por la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC, por sus siglas en inglés), reúne a 12 elencos divididos en dos grupos. Los nuestros, dirigidos por Dany Valdespino, el mentor de Artemisa en la Serie Nacional, ya derrotaron a los rivales más fuertes de su llave: el subcampeón de 2016, Japón, con marcador de 9-7, a República Dominicana (9-0), a Holanda (5-1) y ayer a Sudáfrica (10-0).

Con esos éxitos, los cubanos aseguraron su pase a la superronda, en la que estarán los tres mejores de cada grupo, y como el sistema competitivo prevé que se arrastren los resultados logrados entre los clasificados, las opciones de discutir medallas son altísimas, pues nipones y dominicanos, ambos con balance de 2-1, deben ser sus acompañantes. Cierran la tabla, Holanda (2-2), Australia (1-3) y Sudáfrica (0-3).

La otra llave es liderada por los anfitriones (3-0), Taipéi de China (3-1) y Estados Unidos (2-1), y a continuación se ubican Brasil (1-2), China (1-3) y Alemania (0-3).

Cuba había subido a lo más alto del podio en las copas de 2014 y 2016, y en la primera edición, la de 2012, había quedado en cuarto puesto. Sin dudas, nuestro país es el de mejores resultados en esta categoría.

Debut a lo grande de Paret

Más feliz no puede estar Eduardo Paret, quien se estrenó como director del Villa Clara en la 58va. Serie Nacional con barrida ante los Cachorros de Holguín, en el estadio Sandino de Santa Clara, un arranque que pone a soñar a la afición de los Naranjas, cuyo equipo el año pasado no logró avanzar a la segunda fase.

También fue muy halagüeño el regreso de Rey Vicente Anglada, pues los Industriales lograron igualmente el pase de escoba ante Isla de la Juventud, en un fin de semana que quedará para la historia por la inauguración en el Latinoamericano de la primera pantalla-pizarra de tecnología LED de gran formato en una instalación deportiva cubana.

Una tercer escobazo hubo en la subserie inicial y se lo propinó Artemisa a Sancti Spíritus, con lo cual los Cazadores comienzan respondiéndoles a quienes no los incluyen entre los candidatos a repetir, o superar, la actuación de la pasada temporada.

Y si de menciones se trata, los dos triunfos de Santiago de Cuba ante los bicampeones de Granma, resultaron otra noticia muy grata, no solo para los parciales de las Avispas, sino para el béisbol cubano, pues esa hornada de jóvenes estuvo cerca el año pasado de la serie de comodines.

Si hay que escoger una individualidad, los méritos son para el muchacho de 18 años Norge Carlos Vera, el hijo de Norge Luis, quien debutó con éxito ante los Alazanes a los cuales solo les permitió tres hits en siete innings sin que le anotaran carreras. Ponchó a tres y regaló cuatro boletos.

Subseries que comienzan hoy: PRI-SSP, ART-CFG, IND-MAY, MTZ-IJV, VCL-CMG, CAV-HOL, LTU-SCU y GRA-GTM, siempre con los primeros como anfitriones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.