Despaigne dispara Grand Slam y los Halcones empiezan ganando en la postemporada

También se destacó con el bate el matancero Yurisbel Gracial

Autor:

Norland Rosendo

El slugger cubano Alfredo Despaigne conectó un jonrón este sábado con las bases llenas en el primer inning del partido inicial de la postemporada de la Liga del Pacífico de las Grandes Ligas de Japón, batazo que apuntaló el éxito de los Halcones de SoftBank sobre el Nippon Ham por 8-3.

Ambos equipos se enfrentan para decidir el rival de los Leones de Seibu, líderes de la tabla de posiciones de ese circuito con 88-53, por el título de liga. Los Halcones, titulares de la pasada campaña del máximo nivel del béisbol profesional nipón, concluyeron segundos con balance de 82-60, seguidos por sus víctimas de hoy (74-66).

Despaigne bateó de 3-2 con un boleto y un ponche, mientras el matancero Yurisbel Gracial, que defendió el jardín izquierdo, también compiló de 3-2 con una base por bolas y un out cedido por la vía de los strikes, pero no remolcó carreras.

El partido lo abrió el zurdo cubano Ariel Miranda, pero no pasó de 3.1 innings en los que permitió cinco hits, regaló cuatro transferencias y le marcaron tres anotaciones, aunque propinó cinco ponches. Miranda fue liberado a mediados de temporada por los Marineros de Seattle, de las Grandes Ligas de Estados Unidos, y lo ficharon los Halcones.

Por la Liga Central, el Hiroshima (82-59), aguarda por el vencedor entre Yakult (75-66) y Yomiuri (67-71). En el primer duelo entre ambos, los Gigantes de Yomiuri ganaron 4-1. Mañana domingo continúan estos play off.

Durante la campaña regular, el slugger granmense sonó 97 hits, de ellos 15 dobletes y 29 jonrones, remolcó 74 carreras, recibió 55 boletos y se tomó 93 ponches, su línea ofensiva fue de .238/.333/.494.

Por su parte, Gracial disparó 54 cohetes (seis dobletes y nueve vuelacercas), empujó 30 carreras, llegó a primera base 15 veces por transferencia y se fue para el banco en 34 ocasiones por la vía de los strike. Terminó con línea de .292/.347/.481.

El otro contratado por la Federación Cubana de Béisbol en la primera división de esa franquicia, el pitcher zurdo Liván Moinelo, trabajó como relevo intermedio en 49 partidos, durante 45.2 entradas ponchó a 57, dio 24 boletos, tuvo efectividad de 4.53; ganó cinco juegos y perdió uno.

En el caso de Miranda participó en ocho desafíos, de los que salió con el crédito de la victoria en seis y cayó en uno, dejó con el bate al hombro a 40 adversarios y caminó a 27. Su promedio de carreras limpias fue de 1.89.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.