Cuba pisa fuerte el primer día

Yowlys Bonne y Yurieski Torreblanca están en la pelea por medallas

Autor:

Enio Echezábal Acosta

El Campeonato Mundial de Lucha comenzó este sábado en Budapest, capital de Hungría, con buenas noticias para la representación cubana, luego de que Yowlys Bonne alcanzara las finales en la división de 61 kilogramos del estilo libre.

Bonne abrió su participación en el torneo del orbe con victoria por puntos (4-2) ante el rumano Iván Guidea, y a continuación tuvo que dar lo mejor de sí para dominar por la vía de la pegada (10-8) al duro iraní Mohammadbagher Esmaeil Yakhkeshi.

Ya en semifinales, el guantanamero superó 9-4 al estadounidense Joseph Daniel Colón, y hoy se medirá por la corona al ruso Gadzhimurad Rashidov, subcampeón de la pasada edición mundialista, celebrada hace un año en París.

Mientras, Yurieski Torreblanca (86 kg), el otro cubano que entró en acción este sábado, también consiguió mantenerse en la pugna por las medallas.

Torreblanca comenzó en la ronda clasificatoria con triunfo de 9-2 sobre el uzbeco Abdurasul Vakhobov, y luego, en octavos de final, mantuvo el paso para doblegar 4-2 al mongol Uitumen Orgodol.

Un paso más adelante, en cuartos, el pinero cayó por marcador de 8-0 ante David Morris Taylor III, de Estados Unidos, resultado que aunque adverso, lo mantuvo literalmente en la lucha por las medallas.

El primer rival de nuestro gladiador en el repechaje, que será también este domingo, saldrá de quien resulte vencedor entre Aliazam Yazdanicharati (Irán) y el bielorruso Hajy Rajabau. De ganar en ese enfrentamiento, le tocaría ir por la medalla de bronce contra el ruso Dauren Kurugliev, monarca europeo de 2017.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.