Juventud Rebelde - Diario de la Juventud Cubana

Abuelito tramposo

Si un caso de dopaje es lo suficientemente penoso, mucho peor es que el culpable de semejante engaño deportivo tenga 90 años

Autor:

Juventud Rebelde

Si un caso de dopaje es lo suficientemente penoso, mucho peor es que el culpable de semejante engaño deportivo tenga 90 años. Será que nunca es demasiado tarde para hacer una «trampita».

Esto habrá pensado el estadounidense Carl Grove, veterano pedalista que ganó una medalla de oro en el Campeonato Nacional Masters de Pista de Estados Unidos, competencia que se celebró el pasado julio en la ciudad de Breinigsville, Pensilvania.

Tras haber dado positivo por epitrenbolona, este tramposo abuelito ha sido sancionado reciente —y públicamente— por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (Usada, por sus siglas en inglés).

Lo que menos se entiende de este curioso caso es que Grove haya competido completamente solo en las modalidades de contrarreloj y persecución individual para hombres entre 90 y 94 años, prueba esta última en la que consiguió un récord mundial.

Raro resulta también que Grove hubiera sido sometido a otro control el 10 de julio, un día antes del que dictaminó su dopaje, y este no arrojara ningún rastro de «mala conducta» en su sangre.

En su defensa, el implicado declaró que tal irregularidad es resultado del consumo de carne contaminada, lo cual tiene un precedente importante en el caso del estelar ciclista español Alberto Contador, a quien  en 2010 se le detectó clembuterol, otra sustancia de uso ilegal en el mundo deportivo.

De cualquier manera, la Usada optó por creer en los análisis de laboratorio, y en consecuencia tomó la decisión de despojar a Grove de su título en la persecución, mientras que respetará el obtenido en la contrarreloj.

Todo podría terminar en la anterior sanción, si no fuera porque la Usada también encontró restos de clomifeno en los suplementos alimenticios usados por este «señor de las nueve décadas».

Esta otra sustancia, incluida en la categoría de moduladores hormonales y metabólicos por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), solo pudo ser señalada tras un posterior escrutinio realizado por un laboratorio situado en Salt Lake City, Utah.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.