Eleazar en la memoria

En 1950 la ajedrecista María Teresa Mora se convirtió en la primera Maestra Internacional cubana y 13 años después lo logró Eleazar Jiménez Zerquera

Autores:

Jesús G. Bayolo
Vivian Ramón

En 1950 la ajedrecista María Teresa Mora se convirtió en la primera Maestra Internacional (MI) cubana y 13 años después llegó el primer título de MI para un antillano, merecido por Eleazar Jiménez Zerquera, quien vivió 71 años, pero en este 2018 se celebró su aniversario 90, pues nació en Ciego de Ávila, el 25 de junio de 1928.

Al avileño, considerado como el trebejista más destacado en la primera década de la Revolución, la afición por el juego ciencia le vino de su padre Tomás Jiménez, quien puso una especie de club en su propia casa.  A sus 23 abriles integró la nómina del Torneo Cincuentenario de la República, celebrado en La Habana, en 1952, y ganado por lumbreras mundiales como Miguel Najdorf y Samuel Reshevsky.

Eleazar fue pentacampeón nacional entre 1958 y 1967 y participó en cinco campeonatos panamericanos, con el mérito de ganar tres y no perder ni una partida. Igualmente triunfador quedó en el Torneo Internacional Costa del Sol, efectuado en España en 1966, empatado con el Gran Maestro belga Albéric O’Kelly, y luego encabezó el equipo cubano en la Olimpiada Mundial de La Habana.

Su victoria en el Zonal de Ecuador, en 1969, lo catapultó para el Torneo Interzonal de Palma de Mallorca, ganado por Robert Fischer, con quien entabló su partida. Aunque derrotó a Vasily Smislov y a otros jugadores de la élite, lo más espectacular de su carrera ajedrecística fue entablar tres partidas, de cuatro efectuadas con Fischer, desempeño que envidia cualquier Gran Maestro.

Entre las muchas cosas que decir de Jiménez, no puede faltar el impulso que le ofreció a la práctica y a la maestría del intelectual deporte entre las mujeres cubanas, propiciando su debut olímpico en la edición de Salónica 1984.

Cuando en 1971 se escogieron los diez mejores deportistas de la primera década del Inder, creado el 23 de febrero de 1961, Jiménez tuvo el privilegio de ser incluido. Además de competidor, fue profesor, conferencista, dirigente de la Federación Cubana y miembro de la Federación Internacional. Su nombre se inscribió en el Libro de Oro de la Fide, junto al Che Guevara y José Luis Barreras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.