Nadie quiere morir de bostezos

Parecía que todo estaba casi decidido, pero la historia ha comenzado a rescribirse, y ahora mismo, ni Industriales ni Holguín quieren decirle adiós al campeonato con la Nochebuena. Son los dos equipos que mejor paso llevan en las últimas jornadas 

Autor:

Norland Rosendo

Si en algún momento parecía que todo estaba casi decidido, la historia ha comenzado a rescribirse, y ahora mismo, ni Industriales ni Holguín quieren decirle adiós al campeonato con la Nochebuena. Son los dos equipos que mejor paso llevan en las últimas jornadas con cinco triunfos en seis partidos.

Los Leones de Rey Anglada, envueltos en demasiados conflictos de arena, primero en Holguín y ahora en Santa Clara —ojo con la disciplina y severidad con los infractores, sean quienes sean—, se embullaron con su escobazo a Las Tunas y ayer doblegaron por segundo día a los Leopardos con un nocaut (12-1) que sigue alimentando las esperanzas Azules de incluirse en el cuarteto semifinalista.

Tres hombres asumieron el protagonismo en el éxito de los habaneros. El primer bate, Stayler Hernández, sonó su vuelacercas 18 (se mantiene de líder) y remolcó tres carreras, el segundo en la tanda, Wilfredo Aroche, bateó de 5-3, con dos tubeyes, y empujó ¡siete! hombres para la goma. De contener a la batería de Eduardo Paret se encargó el derecho Frank Montieth (6.0, 1 CL, 4H, 1K, 1BB).

En el otro partido vespertino, los Cachorros blanquearon a los Gallos por 5-0 con excelente labor monticular de Yosimar Cousín, quien en siete capítulos propinó siete ponches sin regalar boletos y le ligaron apenas tres incogibles. ¿Qué dirían de él los scouts japoneses que estaban en las gradas del José Antonio Huelga?

En ese partido, el holguinero Nelson Batista disparó sus dos primeros jonrones en series nacionales. Lo curioso es que esta es la séptima temporada del muchacho. ¡Cómo tuvo que esperar para darle la vuelta al cuadro con un batazo!. Nos comenta Benigno Daquinta, que es la sexta ocasión en que un bateador dispara sus dos primeros palazos en un mismo partido. Y siguen los datos interesantes (en eso Daquinta es un rey), la primera vez fue el 24 de diciembre de 2008, cuando dos atletas lo logaron el mismo día, ambos en su segunda campaña: el santiaguero Luis Guzmán frente a Holguín y el camagüeyano Alexei Palmero ante Las Tunas.

El 3 de mayo del año siguiente, el indómito Yosvani Hurtado los imitó también contra los Leñadores en su primera temporada, y el 11 de marzo de 2012, el artemiseño Osmel Fraga, en su debut en series nacionales, conectó sus dos primeros batacazos en un mismo partido ante Camagüey.

El tunero Denis Peña, en su tercera campaña, se sumó el 8 de octubre de este año a la original lista, al conectarle par de jonrones a Matanzas.

Solo un hombre en nuestros campeonatos nacionales ha logrado la proeza de botar sus tres primeras pelotas en el mismo duelo. Sucedió el 23 de abril de 2009, cuando el guantanamero Robert Luis Delgado se despachó frente al pitcheo de Metropolitanos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.