Más de un millón de personas acuden a la convocatoria de Andrés Manuel López Obrador

López Obrador anunció las medidas que deben adoptarse hasta septiembre. En este plazo el Tribunal Electoral debe tomar una decisión

Autor:

Juventud Rebelde

MÉXICO.—El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador convocó ayer a la resistencia civil pacífica en defensa de la democracia en México y la legitimidad de las elecciones del pasado día 2, según los reportes de varias agencias, según Granma.

Ante una multitud estimada por la policía en un millón 100 000 personas y de un millón y medio por los organizadores, López Obrador propuso llevar a la práctica esas manifestaciones a partir de esta misma semana, luego de denunciar el fraude.

Los simpatizantes y partidarios de López Obrador, vestidos en su mayoría de amarillo, el color del PRD, caminaron desde aproximadamente las 10 y 40 de la mañana y hasta las cuatro de la tarde varios kilómetros entre gritos de `voto por voto, casilla por casilla’ y con pancartas en las que se podía leer `No al pinche fraude’, en una de las manifestaciones más grande que se han efectuado en el país a lo largo de su historia.

Pese al casi silencio total de los medios de difusión masiva, que ignoraron la marcha, la fuerza movilizativa era tan grande que se colocaron más de 10 video-bing a lo largo de toda la amplia Avenida Reforma, una de las vías más importantes de Ciudad México, para que las personas que no llegaron al Zócalo pudieran ver el acto y escuchar las palabras de López Obrador.

El candidato presidencial anunció, se integrará un comité ciudadano que definirá cuáles acciones y en qué circunstancias se llevarán a la práctica, durante el acto en la capitalina Plaza de la Constitución, popularmente conocida como el Zócalo.

"Están aquí no solo para apoyar a una persona, sino para defender el irrenunciable derecho del pueblo a elegir libremente a sus gobernantes. Por eso debemos tener muy claro el objetivo central de nuestro movimiento. No solo luchamos por el reconocimiento de nuestro triunfo legítimo en la elección presidencial, sino por una causa superior, la de hacer valer la democracia", aseguró.

Otra de las medidas propuestas por el político es reforzar los campamentos ciudadanos ubicados en las afueras de los 300 Distritos Electorales del país, donde se encuentran resguardados los votos en las urnas.

Esta vigilancia es indispensable para evitar que se introduzcan o extraigan boletas de los paquetes electorales de manera ilegal, apuntó durante la llamada II Asamblea Informativa.

Propuso además que estos 300 campamentos se conviertan en centros de toma de decisión, información y divulgación, y que a ellos puedan asistir y participar intelectuales, artistas y personalidades de la sociedad civil.

Como tercera medida, López Obrador anunció la celebración de la Tercera Asamblea Informativa el próximo domingo 30, con una marcha similar a la realizada ayer desde el museo de Antropología e Historia, a más de cinco kilómetros del Zócalo.

Tengamos presente que nuestros adversarios le apuestan, entre otras cosas, al desánimo y al desgaste de nuestro movimiento, alertó.

Otra vez —agregó— les vamos a demostrar que cuando se quieren pisotear la dignidad y los derechos ciudadanos y se arremete en contra de la democracia, siempre hay mujeres y hombres con principios y convicciones, que ni se cansan ni mucho menos se rinden.

En su discurso, López Obrador denunció numerosas alteraciones de las actas de mesa para reducir los votos a su favor y sumar entre 100 y 200 al candidato del gubernamental Partido Acción Nacional (PAN), Felipe Calderón.

"Le recomiendo que piense muy bien que la mancha de una elección fraudulenta no se borra ni con todas las aguas de los océanos. Le recuerdo que el país y su pueblo no merecen tener un presidente espurio, sin autoridad moral y política", señaló López Obrador ante sus simpatizantes.

Aclaró que hay cerca de un millón y medio de votos que no están sustentados en boletas electorales; o sea, las actas de escrutinio no reflejan la verdadera votación, porque apuntaron más o menos votos que los depositados en las urnas, dijo.

El recuento de las actas de casilla realizado en los 300 distritos electorales, los días 5 y 6 pasados, le dieron a Calderón una ventaja de poco más de 243 000 boletas sobre López Obrador.

Ese resultado fue impugnado por la coalición Por el Bien de Todos, que postuló a López Obrador, ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual no solo debe resolver esos reclamos sino dar a conocer al Presidente electo.

López Obrador reiteró la demanda de un nuevo conteo voto por voto, casilla por casilla, una de las consignas más coreadas durante la manifestación y en el acto.

El Tribunal tiene de plazo hasta el próximo 6 de septiembre para proclamar al vencedor de los comicios y fallar sobre las impugnaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.