Organizaciones tendrán rol importante en Asamblea Constituyente boliviana

Se construirá un nuevo Estado y proyecto de desarrollo que deje atrás al Estado neoliberal que condenó a los bolivianos a la pobreza

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, 24 de julio.- Tras concertar con el presidente Evo Morales que el titular de la Asamblea Constituyente sea un indígena, preferentemente mujer, las organizaciones populares bolivianas proyectan hoy un rol decisivo en ese foro, señala Prensa Latina.

Esas agrupaciones anunciaron un proceso de consulta a sus bases, tras establecer con el mandatario ese perfil para la Presidencia, lo que desató irritación en partidos tradicionales.

La concertación se logró ayer en una reunión entre el jefe de Estado y las dirigencias de la Confederación de Campesinos, la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente Boliviano, la Federación de Mujeres Campesinas y otras organizaciones.

El mandatario convocó a los dirigentes a intercambiar criterios sobre la Asamblea, en la que tiene mayoría el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) y donde la concertación lograda tendrá un efecto decisivo en la competencia por la presidencia de la Constituyente.

Morales informó posteriormente que la recomendación acordada es que la Asamblea esté a cargo de un indígena, por haber sido los pueblos originarios marginados desde la creación de Bolivia, y preferentemente una mujer, y que el vicepresidente sea un intelectual.

El tema será definido el jueves próximo en una reunión de asambleístas del MAS, que suman 145 de los 255 constituyentes, mayoría que les permita escoger al presidente del foro y que el MAS busca ensanchar con acuerdos programáticos, a fin de lograr los dos tercios necesarios para aprobar la nueva Carta Magna,

Preguntado sobre el papel de las organizaciones populares, Morales dijo que el pueblo y las fuerzas sociales cumplirán una labor de vigilancia social, "al lado, detrás o delante" de los asambleístas.

"Una cosa es ser constituyente y otra cosa es el pueblo constituyente", sentenció el presidente, quien antes llamó a la ciudadanía a estar alerta para movilizarse en favor de una nueva Constitución que consolide el proceso de cambios en marcha.

El jefe de Estado dijo también que los cambios estructurales que el país espera de la Constituyente deben ser definidos por los asambleístas, pero estos deben ejercer sus facultados obedeciendo al pueblo boliviano que los eligió.

Por su parte, el jefe de la bancada del MAS en la Cámara de Diputados, César Navarro, dijo que las organizaciones sociales pueden inclusive pedir el cierre del Congreso.

Aclaró sin embargo que su partido no propugna esa drástica medida, mientras Morales señaló que el Parlamento debe seguir vigente.

El importante rol asignado por el gobierno y el MAS a las organizaciones sociales causó disgusto en partidos conservadores, contundentemente derrotados en las elecciones de delegados a la Constituyente del pasado 2 de julio.

El constituyente electo Antonio Aruquipa, de Poder Democrático Social (Podemos) -grupo formado por seguidores del ex dictador Hugo Banzer- sostuvo que el ejecutivo y su partido proyectan "cercar a la Constituyente".

Su colega Jaime Navarro, de Unidad Nacional, del empresario Samuel Doria Medina, aseveró que la importancia dada a las organizaciones sociales "tiene ribetes de advertencia y de amenaza".

En el contexto de la Constituyente, el gobierno ratificó el sábado último, en un manifiesto, el objetivo de construir "un nuevo Estado y un nuevo proyecto de desarrollo que deje atrás al Estado neoliberal que condenó a los bolivianos a la pobreza, a la sumisión y al atraso".

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.