Israel decide extender ofensiva en el Líbano

Estados Unidos apoya con nuevo armamento teledirigido la agresión sionista y aumenta el número de victimas

Autor:

Juventud Rebelde

Nohad Jain carga a su hijo Mahmoud herido en bombardeo a Mansouri.Foto: AP. BEIRUT/TEL AVIV, julio 24.— Israel ha decidido extender su ofensiva contra Hizbolá, y los jefes de las llamadas Fuerzas de Defensa hablan ahora de que sus operaciones militares terrestres en el Líbano pueden prolongarse durante semanas o por más tiempo, apunta el periódico israelí Haaretz, aunque consideran que los avances deben durar entre 10 y 14 días más.

Añade el periódico que el Pentágono estadounidense sigue muy de cerca el enfrentamiento y cree que la clave está en la habilidad israelí de golpear a los emplazamientos desde los que Hizbolá lanza sus rockets contra territorio israelí.

Desde el fin de semana comandos élites de las fuerzas sionistas actúan en las áreas fronterizas y han tomado poblados libaneses, mientras continúan los bombardeos.

Este lunes, decimotercer día de la criminal agresión, han muerto al menos diez personas, entre ellas siete civiles, y 42 fueron heridas en los bombardeos, según fuentes policiales y testigos en el Líbano, dice AFP, que cuenta además 373 fallecidos desde que comenzaron las hostilidades —326 civiles—, mientras los heridos ascienden a 786 civiles y 81 militares.

Los cadáveres de tres personas, dos de ellas niños, fueron sacados de entre los escombros de una serie de casas destruidas este lunes por un bombardeo aéreo israelí en Hallussiyé, un pueblo al norte de Tiro, indicaron algunos habitantes contactados por teléfono por la AFP.

«Pude retirar los cuerpos de mi hija Zeinab, de 9 años, y de mi hijo Mohammad, de 11», dijo Munzer Mwannes, que pidió ayuda para intentar sacar vivos de los escombros a sus otros dos hijos, que aún permanecían atrapados entre las ruinas de su vivienda.

Una buena parte de las víctimas de los bombardeos aéreos y terrestres son mujeres y niños, acciones condenadas especialmente por los musulmanes para quienes estas personas están excluidas de cualquier acción de guerra y agredirlos o someterlos a castigo es «jaram», prohibido por el Corán, su libro sagrado.

Otras poblaciones que han sufrido los embates artilleros son Moalliyé, el campo de refugiados de Rachidiyé —donde entre los heridos se encuentra un bebé—, Chihín, Hinniyé, Dueir, Harcuf, Nabatiyé, Kfar Ruman, Tul y Baalbeck, casi todas situadas al sur de Tiro.

Los combates son duros en la localidad de Bint Yebil, reporta DPA citando al portavoz de las tropas de observadores de Naciones Unidas (UNIFIL), y continúan dentro de Marun al Ras, pueblo ubicado sobre una colina en la frontera con Israel, que fue tomado por las fuerzas israelíes el pasado fin de semana, tras vencer una fuerte resistencia.

La complicidad del régimen de George W. Bush en esta implacable destrucción del Líbano se hace evidente tanto en el campo militar como en el diplomático, puesto que Estados Unidos ha bloqueado cualquier intento de presionar a Israel para que cesen los bombardeos de la infraestructura civil y barrios residenciales del Líbano, impide que sea condenada por la comunidad internacional, le estimula con sus declaraciones sobre un supuesto «derecho de Israel a defenderse», y como reveló el pasado 22 de julio el diario The New York Times le está enviando ahora mismo bombas de precisión teledirigidas, embarcadas rápidamente la pasada semana, justo después que comenzara la campaña aérea.

Según Reuters, la Casa Blanca, mediante su portavoz Tony Snow, dijo este lunes que un cese el fuego inmediato sería impracticable «y realmente no nos lleva al punto en el que necesitamos estar». Al mismo tiempo, como muestra de la hipocresía estadounidense, anunció que enviarán «ayuda humanitaria» al Líbano, que comenzará a llegar «por helicópteros y barcos», posiblemente militares.

CONDOLEEZZA RICE

PONE SUS CONDICIONES

Israel decide extender ofensiva en el Líbano

Estados Unidos apoya con nuevo armamento teledirigido la agresión sionista

Este lunes, la Secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice llegó sorpresivamente al Líbano y luego viajó a Israel en medio de las operaciones militares, para seguir apoyando al régimen de Olmert.

Su presencia fue rechazada por el movimiento islámico HAMAS, organización palestina que la declaró persona no grata, puesto que considera con razón que refuerza la hegemonía de EE.UU. y de Tel Aviv en el Levante, apunta PL.

Rice se reuniría con la ministra de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni, con el primer ministro, Ehud Olmert en Jerusalén, y con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, en Ramala, dijo EFE.

Sus gestiones en el Líbano fracasaron, cuando el presidente del parlamento libanés, Nabi Berri, rechazó el paquete global en el que Rice insistió. Dice AP que la reunión de esta con el primer ministro libanés, Fuad Saniora, al parecer también fue tensa, pues este le dijo que la ofensiva israelí «nos va a hacer retroceder 50 años» y pidió «un cese el fuego pronto», algo a lo que la secretaria de Estado de EE.UU. se opone.

Berri está actuando como negociador por parte de Hizbolá y rechazó la propuesta condicionada que, según trascendió, incluía un cese el fuego simultáneo con el emplazamiento de las fuerzas del ejército libanés y de una misión internacional en el sur del Líbano, y el desarme de Hizbolá, en una zona que abarcaría 30 kilómetros desde la frontera israelí.

Berri, reporta AP, propuso en cambio un plan de dos etapas: primero el cese el fuego y negociaciones para un intercambio de prisioneros, luego un diálogo interlibanés para encontrar una solución a la situación en el sur de ese país.

Entretanto, se anuncia para este martes una reunión en Roma para la situación en el Líbano, a la que asistirán los ministros del Exterior de Estados Unidos, Gran Bretaña, Egipto, Francia, Rusia, Italia, Líbano, Jordania y Arabia Saudita, y se espera que también asistan el secretario general de la ONU, la Unión Europea y el Banco Mundial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.