50 millones de indígenas marginados en América Latina

Las condiciones de pobreza están lejos de solucionarse a pesar de los esfuerzos de organismos internacionales y activistas sociales

Autor:

Juventud Rebelde

Foto: AP MÉXICO, agosto 9.— Más de 50 millones de indígenas en América Latina viven en la marginación y la pobreza, condiciones que están lejos de solucionarse a pesar de los esfuerzos de organismos internacionales y activistas sociales.

De acuerdo con organizaciones no gubernamentales, los indígenas representan la población más pobre de la región latinoamericana y están fuera de los procesos de decisión local, nacional, regional e internacional, señala Xinhua.

Para luchar contra esta discriminación, la Organización de Naciones Unidas estableció el Día Internacional de los Pueblos Indígenas en 1994, una fecha que se celebra cada año, el 9 de agosto, en conmemoración al mismo día de 1982 en que se produjo la primera participación formal de representantes de los indígenas en los trabajos de la ONU.

El organismo internacional pretende que la situación de los indígenas sea vista como una cuestión clave en el escenario internacional, principalmente, porque constituyen la base de la cultura de los pueblos.

En toda América, existen unas 400 etnias, de las que más de 100 están distribuidas en América Central y del Sur.

El mayor número de indios del centro y norte del continente se concentra en México, con unos nueve millones de indígenas, seguido de Guatemala con seis millones.

En América del Sur, Bolivia cuenta con 37 grupos étnicos y cinco millones de indígenas y Perú con ocho millones de indígenas, mientras que Brasil mantiene una mayor diversidad.

Las principales comunidades indígenas de América son la maya, quechua, mapuche, aimara y la guaraní.

Este miércoles, diversos sectores sociales, incluidos los gobiernos, se han pronunciado sobre los derechos de los pueblos indígenas, sin embargo los grupos defensores de los derechos de esta población consideran que se requieren tanto recursos como voluntad política para apoyar a los «pobres entre los pobres».

Luchan los pueblos originarios en México, en Guatemala, en Argentina, en Colombia, subraya Xinhua, que afirma que un caso aparte es el de Bolivia, donde Evo Morales se convirtió en el primer presidente de ascendencia indígena y campesina del país, origen que además de provocarle orgullo ha sido su «bandera» en el proyecto de nación.

Siendo el país más pobre de América del Sur, Bolivia ha tenido como principal desafío la reivindicación de los derechos de los pueblos indígenas, añade la agencia, que afirma que el primer paso se dio el 3 de junio pasado cuando hizo entrega de títulos agrarios a indígenas y campesinos del país, como parte de una «nueva reforma agraria».

El plan gubernamental no se ha enfocado solo en la redistribución de la tierra a los indígenas, sino en el establecimiento de mercados para sus productos en busca del desarrollo de las etnias.

El segundo paso lo dio el mandatario con el nombramiento de Silvia Lazarte, una mujer indígena y luchadora social del Movimiento al Socialismo (MAS), al frente de la Asamblea Constituyente, instalada el pasado 6 de agosto, lo que establece un hito en la historia boliviana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.